Multas a quien tire desperdicios orgánicos a la basura en Seattle

Seattle es la primera ciudad estadounidense que ha decidido multar a los ciudadanos que tiren desperdicios orgánicos a la basura, estos desperdicios deben ser colocados en contenedores especiales para poder ser tratados y convertidos en compost. Aunque esta medida ya existía desde hace unos años, no se sancionaban las infracciones.

Reciclar residuos orgánicos

En la ciudad de Seattle (Estados Unidos) se ha puesto en marcha una curiosa reglamentación que tiene como finalidad promover el reciclaje, el compostaje y reducir el desperdicio alimentario. Es la primera ciudad del país que desde el día 1 de enero, sanciona a las personas que no clasifiquen correctamente la basura, en otras ciudades del país también se aplica una legislación similar que aconseja separar los residuos y evitar que la materia orgánica vaya a la basura, pero no se sanciona a los infractores.

Los basureros se convierten en algo parecido a policías ecológicos, si uno encuentra un 10% de residuos orgánicos en el cubo de basura de un vecino de la ciudad, coloca en el cubo de basura una etiqueta de color rojo que notifica la infracción cometida. Los equipos de limpieza están prestando especial atención a la nueva reglamentación, explican que unas cáscaras de naranjas o unos posos de café no se deben tirar a la basura, estos residuos se deben colocar en un cajón para hacer compost que servirá para abonar el jardín el próximo año.

Se estima que en esta ciudad cada familia tira a la basura unas 400 libras de residuos orgánicos, la verdad es que es una cantidad bastante pequeña si la comparamos con la cantidad de residuos que se tiran en las ciudades españolas, pero teniendo en cuenta que se facilitan los medios necesarios para que no se tire nada orgánico, para las autoridades no es una cantidad pequeña.

En Seattle se ofrecen los contenedores para separar los residuos y la empresa que los recoge se encarga de convertir en compost la materia orgánica, pero la dejadez hace que se mezclen residuos, algo que parece que van a solucionar a golpe de sanción, por ello se aplicarán multas a quien tire desperdicios orgánicos a la basura.

Con la nueva reglamentación se va a intentar aumentar en un 60% el reciclaje y el compostaje en la ciudad, de momento la mencionada etiqueta que avisa al infractor es la medida que se ha aplicado como parte de la campaña de educación pública, a partir del mes de julio se sustituirá el etiquetado por las correspondientes sanciones. Los hogares pagarán un dólar cada vez que violen la ley, los bloques de apartamentos, centros comerciales, etc., serán sancionados con 50 dólares.

Aunque la ciudad estadounidense tiene la etiqueta de ser una de las ciudades que más reciclan en Estados Unidos, se ha experimentado una reducción de la tasa de reciclado y esto parece que las autoridades no lo van a consentir. Sin duda, es una curiosa iniciativa que difícilmente se podría aplicar en nuestro país. Podéis conocer más detalles de esta iniciativa a través de este artículo publicado en Kuow.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...