Mejora la salud en la ciudad con los «espacios verdes»

Los espacios verdes en las ciudades garantizan el bienestar de sus ciudadanos. Numerosas investigaciones y estudios demuestran cómo afectan positivamente a las personas poder disfrutar de estos espacios abiertos.

Jardines de la Agricultura de Córdoba.

Los espacios verdes se han convertido en la naturaleza de las ciudades. Un lugar donde olvidarse del estrés y poder pasear tranquilamente. No sólo pasear, también muchos aprovechan para hacer deporte o sentirse alejados de todo lo que conlleva vivir en la ciudad. Incluso sentarse a descansar o leer un libro.

Las zonas al aire libre son esenciales para el desarrollo urbano. Los parques, las plazas con árboles, fuentes, etc, en muchas ocasiones, son el atractivo e identidad de las ciudades. Además garantizan la calidad de vida de los ciudadanos. La Organización Mundial de la Salud recomendó 9m2 por habitante de espacios verdes a principios de los noventa. Éste es el dato más relevante que se ha publicado aunque no se han hecho estudios muy extensos sobre los espacios verdes mínimos que debe tener una ciudad.

Según el tipo de barrios la calidad y el tipo de parques también cambia. En los barrios más pobres son casi inexistentes y de poca calidad. El rápido aumento de la población urbana hace que los espacios verdes no crezcan en la misma proporción. Numerosas investigaciones coinciden en que este tipo de espacios abiertos contribuyen a mejorar la salud no sólo física, sino también mental.

Promueven la actividad física. Hacer ejercicio nos ayudará a liberar el cansancio y el estrés de un día de trabajo y a combatir el sobrepeso si practicamos con regularidad algún tipo de deporte. También contribuyen a la salud mental, los problemas más comunes son los trastornos de ansiedad y la depresión.  Investigadores holandeses afirman que las personas que tiene algún espacio verde cerca de su casa padecen menos enfermedades.

Desarrollan la relaciones sociales. Normalmente la vida en la ciudad es más solitaria que en los pueblos o en las zonas con menos habitantes. Desaparece la relación tan familiar que tenemos con los vecinos. Por ello los parques rescatan esta manera de relacionarse. Igual porque coincidimos con las mismas personas, porque vemos a gente con las mismas aficiones que nosotros como, por ejemplo el deporte…

Por último, también disminuyen los riesgos del ambiente urbano. Preservan la biodiversidad en las ciudades, reducen los riesgos de inundación, filtran ruidos molestos

Los espacios verdes son muy importantes en un entorno tan gris y serio como son las ciudades. Es una manera de cuidar a sus habitantes y de garantizar su bienestar. Por ello, no podemos permitir que no crezcan al mismo nivel que se expanden las ciudades.

Foto / Rafael Jiménez

Información / ecoticias.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...