‘Última llamada’ para el planeta

Más de 200 personalidades firman el manifiesto ‘Última llamada’, en el que llaman la atención sobre la necesidad de cambiar de modelo económico para asegurar la supervivencia del planeta.

Todas las encuestas que se publican sobre las preocupaciones de los españoles sitúan a la situación económica, la clase política, los recortes sociales o el desempleo como los problemas más destacados de la sociedad. El cambio climático y la situación del planeta nunca aparecen en los primeros puestos de esta lista. Por eso, un grupo de más de 200 personalidades de la vida social, académica o política han lanzado el manifiesto ‘Última llamada’ para llamar la atención sobre la situación del planeta.

El modelo energético, la crisis ecológica o el cambio climático son algunas de las cuestiones que quieren colocar en el epicentro del debate público español. Los firmantes de ‘Última llamada‘, entre los que encontramos a Ada Colau, Juan López de Uralde, Olga Rodríguez, Pablo Iglesias, Teresa Forcades o Cayo Lara piden la creación de un nuevo modelo exonómico «que haga las paces con la naturaleza» y permita el desarrollo de «la vida buena dentro de los límites ecológicos de la Tierra».

Una de las principales críticas va dirigida a la socialdemocracia y al crecimiento económico, que se está convirtiendo en un «genocidio a cámara lenta», con efectos como el declive de la energía barata, las catástrofes provocadas por el cambio climático o las guerras y conflictos por los recursos naturales. Desde su punto de vista, «el desarrollo sostenible y la economía verde» no son eficientes ante la crisis ecológica, y se limitan a encubrir una «mercantilización generalizada» de los recursos naturales.

Vivimos en una especie de círculo vicioso donde la civilización tiene que crecer para funcionar, pero el crecimiento está acompañado de la destrucción de los recursos naturales. Para cambiar esa situación, proponen un cambio radical que afecte al diseño de las ciudades y las formas de producción. En ese sentido, la economía debería estar orientada hacia las necesidades sociales y los límites que marca la biosfera y no centrarse en el beneficio privado como hace hasta ahora.

Para estas personalidades, la crisis ecológica solo se superará de la mano de la crisis económica y del sistema, aunque la vuelta a las recetas keynesianas no es la solución, ya que precisamente son ellas las que nos han traído a la situación actual. Ante este panorama, ‘Última llamada’ da cinco años de plazo para debatir y cambiar el modelo. Si no se hace nada, concluyen, la situación será de colapso social, económico y ecológico; aunque destacan que todavía queda un poco de tiempo para evitarlo.

Foto: art_es_anna

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...