Los transgénicos superan la prueba

El investigador del Instituto de Biotecnología de la UNAM, Francisco Gonzalo Bolívar Zapata, ha demostrado de forma científica que el uso de organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos no daña la salud ni el medio ambiente, como muchos suponían.

El investigador del Instituto de Biotecnología de la UNAM, Francisco Gonzalo Bolívar Zapata, ha demostrado de forma científica que el uso de organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos no daña la salud ni el medio ambiente, como muchos suponían.

La mayoría de los alimentos que consumimos están alterados genéticamente

En una conferencia realizada en México con motivo de la publicación de su libro «Por un uso responsable de los organismos genéticamente modificados«, el investigador explicó a los medios que las alarmas que el mundo de los transgénicos han generado en las últimas décadas son injustificadas.

«La evidencia científica demostrada señala que en 30 años los OGM no han provocado daño alguno al ser humano, ni al medio ambiente, ni a la biodiversidad, a diferencia por ejemplo de insecticidas y pesticidas que generan cáncer y no se degradan«, declaró el científico.

Tras reconocer que toda tecnología tiene riesgos, Francisco explicó toda la batería de pruebas y experimentos que se han realizado en los últimos años, con el fin de alcanzar una respuesta definitiva sobre si los alimentos y medicamentos transgénicos son o no nocivos, a la larga, para el medio ambiente y el cuerpo humano.

Los organismos transgénicos, que se han utilizado desde hace 30 años, son en palabras del propio investigador “de bajo riesgo” y, por ello, «hay que manejar responsablemente su capacidad, para contender con los problemas”, cosa que afirma se ha hecho, desde el primer momento.

El estudio científico sobre los componentes transgénicos en alimentos y medicamentos ha sido sostenido por expertos internacionales, entre ellos, 25 ganadores del premio Nobel. Además, el investigador, apunta que todo elemento transgénico ha sido sometido siempre a rigurosos controles sanitarios. Recalcó que no hay daño a la salud humana o al ambiente por el uso de esos organismos, y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las agencias internacionales que autorizan su uso y consumo no los han retirado del mercado en estos 30 años, ya sea en cultivos o en el ámbito farmacéutico.

Bolívar Zapata explicó que el libro las ventajas de los OGM, explica cómo se construyen los transgénicos y cuáles son sus áreas de impacto. También narra qué problemas han ayudado a contener los distintos organismos de control, y las razones por las cuales el comité considera que son organismos de bajo riesgo. Entre ellas, que se construyen con técnicas que usa la naturaleza de forma cotidiana, como los virus y las bacterias, los cuales son vectores de la transferencia horizontal del material genético de los organismos vivos.

Por último, apunta que estos productos se utilizan desde hace 30 años, y se consumen en más de 50 países. En todo este tiempo los medicamentos y alimentos transgénicos han sido ingeridos por más de 300 millones de personas en el mundo, y ningún país los ha retirado de su mercado ni ha podido demostrar que, como sugieren algunos opositores, sean desencadenantes de enfermedades cancerígenas o de diabetes. Existen marcos legales muy complejos en los principales países de consumo de transgénicos, y todos los controles han sido superados hasta el momento. Si hubiera habido algún tipo de riesgo los transgénicos se hubiera retirado del mercado hace mucho tiempo, concluyó zapata.

A la luz de los resultados, y mientras no se consiga rebatir los resultados de tales experimentos o se realicen otros que contradigan los primeros, parece que los transgénicos han ganado una nueva batalla contra todos aquellos que se oponen a la artificialidad de la manipulación genética de alimentos y fármacos.

Imagen: Isabel60 en Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...