Los terremotos propician la erupción de los volcanes

Según una investigación llevada a cabo por los científicos de la Universidad de Oxford, los terremotos pueden incrementar la actividad volcánica en hasta 8 veces, cuando el epicentro del seísmo es cercano a la zona volcánica.

En mayo de 1960, el más poderoso terremoto registrado en el mundo azotó la parte sur de Chile. Con una magnitud de 9.5 en la escala de Richter, el seísmo mató a miles de personas y envió un tsunami masivo a través del Océano Pacífico.

Además, provocó un grupo de erupciones volcánicas a lo largo de las montañas de los Andes que persistieron hasta la primavera del año 1961 (mes de septiembre), de acuerdo a una nueva investigación.

Los investigadores han trabajado bajo la premisa de que los terremotos pueden causar erupciones volcánicas por cerca de dos milenios; en el primer siglo, Plinio, el joven, escribió acerca de las relaciones entre terremotos y erupciones como una posible causa de la erupción del volcán Vesubio en el año 79 d.C. Similarmente, Charles Darwin reportó que los volcanes despertaron violentamente luego de un terremoto durante su visita a Chile a bordo del Beagle en 1835.

En años recientes, científicos han trabajado en una sólida correlación; las erupciones volcánicas en una región determinada son más frecuentes en los días siguientes en que se ha producido un terremoto que en otras ocasiones.

Ahora, Sebastian Watt de la Universidad de Oxford y un grupo de investigadores están añadiendo un nuevo giro a esta teoría – algunos de los mayores seísmos del mundo pueden hacer que los volcanes liberen sus lavas hacia el exterior en periodos de más de un año después de un terremoto.

Volcán Humeante en Villarica en Chile

Cuando el equipo comparó la actividad sísmica registrada contra los reportes volcánicos en el sur de Chile en los últimos 150 años, encontraron dos grandes grupos de erupciones ocurridos seguidos de seísmos – uno después de un temblor de 8.3 grados en la escala de Richter en 1906 y otro luego del mega terremoto de 1960, que alcanzó los 9.5 grados en la escala de Richter.

En la mitad de la parte sur de los Andes, 25 volcanes históricamente activos producen en total 1.3 erupciones al año, en promedio, pero cada vez que un gran temblor azota la cordillera, este provoca entre 7 a 8 erupciones. El equipo calculó que las probabilidades de que estos eventos sean solamente coincidencia son uno en 10.000.

«En ninguna otra oportunidad hemos visto registrado este nivel de actividad», declaró Watt. «»El siguiente gran número de erupciones en un periodo de 12 meses es 4».

Así que dadas las investigaciones a estar preparados después de un terremoto para evacuar las zonas volcánicas cercanas al epicentro de un terremoto.

Foto 1 de dotnethed

Foto 1 de radzfoto 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...