Los reclusos de Monterroso apuestan por el reciclaje

En el Centro Penitenciario de Monterroso la triple R (reducir, reciclar y reutilizar) se le unen otras tres, recuperación energética, reeducación y reinserción social.

Al reciclar, estamos dando una segunda oportunidad a los envases, plásticos, cartones, etc. que ya no necesitamos. Una segunda oportunidad como la que quieren los presos del Centro Penitenciario de Monterroso, en Lugo, que se ha convertido en un modelo a seguir debido a las buenas prácticas medioambientales de los reclusos. A la famosa triple R -reducción, reutilizaicón y reciclaje- se añaden otras tres: recuperación energética, reeducación y reinserción social.

Según los responsables del Centro Penitenciario el interés de los reclusos por el proyecto y su capacidad para darle una segunda vida a los residuos que se generan ha hecho posible la existencia del huerto ecológico o de un curioso invernadero. En el huerto ecológico se utilizan como abono natural los restos orgánicos que se generan en el comedor de la prisión, lo que ayuda a fertilizar naturalmente los cultivos, que así reciben los nutrientes necesarios.

Respecto al invernadero, está construido a partir de cientos de botellas de plástico de polietileno tereftalato, el plástico pet, que le dan un toque estético totalmente diferente y lo convierten en un invernadero prácticamente único. Como decíamos anteriormente, han sido los propios reclusos de Monterroso los que han apostado por incluir el medio ambiente en las actividades del centro.

De esta manera, la defensa medioambiental y todo lo relacionado con ello se incorpora al programa formativo de unos reclusos que descubren las diferentes vidas y utilidades que pueden tener los residuos que generamos en nuestro día a día si sabemos utilizarlos bien. Además de la labor formativa, el proyecto ayuda a reducir el impacto negativo de los residuos en el entorno y ayuda al Centro Penitenciario a reducir costes.

Monterroso, junto a otros centros de Austria y Turquía, participa en el Proyecto Grundtvig, una iniciativa que busca convertir al desarrollo sostenible en la base a partir de la cual deben darse el crecimiento económico, la protección medioambiental y la cohesión social. Grundtvig también pretende alertar sobre los nefastos efectos del cambio climático y de la necesidad de utilizar los recursos que tenemos de forma racional y prudente.

Se trata de un programa bianual, y periódicamente los centros que participan en este proyecto se reúnen para hablar de sus actividades, compartir experiencias o analizar la situación del proyecto. Más allá, el Proyecto Grundtvig quiere mejorar la educación de los adultos, tanto la formal u oficial como la no formal, a menudo sin reconocimiento, en la que se incluyen otros tipos de formación como el autoaprendizaje.

Vía: ECOticias

Foto: Colaborativa.eu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...