Los peces, victimas de la contaminación sonora

Los ruidos producen problemas en las personas como en los animales. Estos padecen como nosotros la contaminación sonora. Y para explicar esta situación nos abocaremos en el presente post a la contaminación sonora en los peces. Los peces de todas las aguas están en un estado de amenaza constante por los crecientes niveles de contaminación sonora que el hombre produce. La principal amenaza para estos animales son los ruidos de las plataformas petroleras y gasíferas.

Los peces, victimas de la contaminación sonora

Los ruidos son un grave problema para las personas. Es de conocimiento que cuando se superan los decibeles aconsejables, los ruidos producen problemas de salud, llegando, en casos extremos, a la pérdida de audición.

Y así como producen problemas en las personas, los ruidos también afectan a los animales. Estos padecen como nosotros la contaminación sonora. Y para explicar esta situación nos abocaremos a la contaminación sonora en los peces.

Expertos que han elaborado estudios en el tema, han afirmado que los peces de todas las aguas están en un estado de amenaza constante por los crecientes niveles de contaminación sonora que el hombre produce.


Esta afirmación es el resultado de diversos análisis que han realizado los científicos sobre el impacto que tiene el ruido de las plataformas petroleras y gasíferas en diversas especies de peces de todo el mundo. Acompañando los ruidos propios de estas plataformas, las embarcaciones también contribuyen a la contaminación sonora que afecta a los peces.

Contrariamente a la creencia popular de que el mundo marino es silencioso y de que los peces no oyen, los estudios han revelado que bajo las aguas hay mucho ruido y que los peces pueden percibir sonidos por intermedio de un oído interno que tienen y que recorre cada lado desde las proximidades del opérculo hasta la cola.

Las principales consecuencias de la contaminación sonora en estos animales se evidencia en problemas para su reproducción, comunicación y estado de alerta, esto último es porque no tendrían una buena audición para evitar a sus predadores. También la distribución de los peces se ve afectada.

En el caso puntual de los problemas de reproducción de los peces, tenemos que mencionar que los ruidos desencadenan una serie de alteraciones que desembocan en estrés, en la restricción de las habilidades de los peces en encontrar otros peces y en problemas para encontrar lugares donde desovar. Estas alteraciones son las que atentan contra la reproducción de los mismos.

Entre algunas de las especies de peces que padecen los problemas del ruido, encontramos a los arenques, el bacalao y el atún de aleta azul. Los estudios realizados revelaron que estas especies huyen del ruido y que tienen un comportamiento menos coherente en zonas ruidosas.

De todas maneras, está claro que los peces son víctimas de otras contaminaciones y problemas ambientales. No obstante, no hay que descuidar los inconvenientes que acarrea la contaminación sonora en estos animales.

Fuente: BBC

Foto: Peces por Aschek en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...