Los Países Bajos se protegen contra las aguas

Las previsiones sobre el aumento del nivel de las aguas en las próximas décadas obligarán a tomar medidas a muchos estados, pero pocos deben estar tan alerta como los Países Bajos, que cuentan con una cuarta parte de su superficie bajo el nivel del mar. A diferencia de otros países, aquí están los medios tecnológicos y económicos para hacer frente al problema.

Los Países Bajos hacen honor a su nombre y deben afrontar el aumento del nivel del mar

Si no se hiciera nada, gran parte del país podría quedar inundada en pocos años. La Comisión del Delta, que determina las medidas que deben tomarse para drenar el territorio y protegerlo de las aguas, constató que el cambio climático obliga a replantear todos los planes.

Miembros de la Comisión Delta aseguran que el nivel del mar crece mucho más deprisa de lo que habían previsto. Esto ha sido demostrado por investigaciones adicionales. Pero también creen que no es una razón para el pánico, ya que se trata de un proceso lento y gradual que ofrece la oportunidad de hacer ajustes.

El aumento del nivel del mar no es el único peligro. El cambio climático hará más frecuentes las inundaciones. En los Países Bajos, desembocan tres de los ríos más importantes de Europa: el Rin, el Mosa y el Escalda. (Scheldt) Por ello, es necesaria una política coordinada con los países vecinos. La Comisión Europea financia 12 condicionamientos de tierras en varios puntos de la cuenca del Rhin.

En Lorwardt, en Alemania, para frenar o ralentizar las posibles riadas, se ha creado una zona de retención, intentando provocar el mínimo impacto visual. Pero los Países Bajos también se hacen actuaciones diferentes, gracias a las lecciones aprendidas con las riadas de 1995.

Por su parte, los encargados del proyecto Desarrollo Sostenible para las Llanuras Aluviales aseguran que después de 1995, quedó claro para los responsables de la gestión de las vías fluviales que no se podía sobrevivir sólo aumentando la altura de los diques. Por ello se decidió dar a los ríos más lugar. Y eso condujo a un programa nacional llamado «Espacio para el Río».

El programa consiste en trasladar la protección a más distancia del cauce del río, tal como se ha hecho en Arnhem. Así se han transformado 120 hectáreas de una antigua llanura aluvial. Ahora hay más lugar para que, si el caudal del río aumenta de manera importante, las aguas se esparzan sin afectar zonas habitadas. También se han eliminado obstáculos. Se ha construido un puente para sustituir una carretera que significaba un riesgo cuando aumentaba el nivel del agua. No sólo ha ganado en seguridad. Mientras el nivel de las aguas se mantiene bajo, animales y plantas alegran el paisaje y llenan de vida una zona ahora transformada en reserva natural.

Foto: Phillip C

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...