Los niños pueden contribuir en la reducción de los desechos marinos

La educación es una herramienta muy importante en las estrategias para reducir los desechos y desperdicios que acaban en el medio marino, así se ha demostrado en un estudio en el que ha participado un grupo de niños. A raíz de los resultados, algunos expertos consideran que los niños pueden contribuir en la reducción de los desechos marinos de una forma muy significativa.

Estudio sobre desechos marinos

Un estudio desarrollado por la Universidad de Plymouth (Reino Unido) concluye que los niños pueden jugar un papel importante en las soluciones para reducir los desechos marinos, es decir, reducir la basura que los seres humanos generan y que termina en los mares y océanos de nuestro planeta. Según las conclusiones, los niños podrían ayudar a educar a los padres y a sus compañeros en la comprensión del problema y crear conciencia.

El estudio se basa en los datos obtenidos a partir de un evento educativo desarrollado en el National Marine Aquarium, un gran acuario marino ubicado en la ciudad de Plymouth. En él participaron 176 niños con edades comprendidas entre los 8 y los 13 años, pertenecientes a nueve escuelas del suroeste de Inglaterra. En una primera fase rellenaron un breve cuestionario para evaluar la actitud y conocimientos que tenían sobre el problema de los desechos marinos. Tras el evento educativo volvieron a rellenar el cuestionario para comprobar qué habían aprendido y cómo podrían ser parte de la solución en un futuro para reducir los vertidos que se realizan al medio marino.

Se evaluó la comprensión que los niños tenían sobre los problemas que los desechos creaban en el medio marino. También se analizó el impacto que tendría una actividad educativa diseñada específicamente para aumentar la conciencia medioambiental y cambiar sus actitudes a fin de promover más acciones que tuvieran como objetivo reducir los residuos que se generan, especialmente los residuos plásticos. Para conocer el impacto que tiene este tipo de residuos en el medio ambiente os recomiendo leer este artículo de Green Facts.

Parece ser que este tipo de actividades educativas son beneficiosas, los niños cambiaron su percepción sobre el impacto de los residuos y adquirieron mayor conciencia sobre las soluciones que se podían adoptar. Pero además, se pudo constatar que se incrementó notablemente la preocupación por la salud de los fondos marinos. Gracias a este tipo de eventos educativos los niños mejoran su conocimiento sobre las posibles fuentes de desperdicios, los problemas que genere en particular el plástico y el tiempo que tarda en degradarse.

Desde que participaron en esta actividad, los niños empezaron a alentar a familiares y amigos para que adoptaran conductas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Esto es algo que prueba que son conscientes de que deben empezar a actuar si quieren heredar un planeta mejor. Quizá sería cuestión de empezar a pensar en introducir una asignatura que tratara todos estos temas en los colegios, como sabemos la educación es una de las herramientas para cambiar la sociedad.

La basura marina es un problema ambiental a nivel global y buscar soluciones es todo un reto, pero a raíz de los resultados del estudio, algunos expertos creen que ahora se está haciendo un gran avance de futuro para reducir la cantidad de desechos que terminen en los mares y océanos. Es necesario llevar a cabo una acción colectiva en la que participen consumidores, responsables políticos e industria, por ello, sembrar la semilla de la conciencia medio ambiental en los niños es un gran paso que puede permitir llevar a cabo esa acción colectiva en un futuro próximo. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página de la Universidad de Plymouth.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...