Los fondos de los lagos son “fósiles vivientes” de bacterias

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas ha realizado una investigación sobre las bacterias que existen en los fondos de los lagos. Esta reveló que sólo se conoce entre el 1 y 5 por ciento de las especies bacterianas del planeta y que los ambientes lacustres albergan hasta un 20 por ciento más de riqueza microbiana endémica en sus estratos inferiores, en donde no hay oxigeno. El científico Casamayor explica que “estos ambientes son fósiles vivientes de la situación inicial de la vida en la Tierra…”.

Los fondos de los lagos son “fósiles vivientes” de bacterias

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, es un organismo que lleva adelante distintas investigaciones que son muy útiles para la sociedad y todo el mundo. Actualmente, ha realizado una investigación sobre las bacterias que existen en los fondos de los lagos.

Con dicha investigación, que ha sido publicada en la revista Microbial Ecology, los expertos han calculado que sólo se conoce entre el 1 y 5 por ciento de las especies bacterianas del planeta. Este es un porcentaje llamativo, imagínense entonces cuántas especies de bacterias viven en el anonimato. Además, la forma que tienen para relacionarse entre ellas y con el medio ambiente también son incógnitas  a revelar.

Por otro lado, la investigación revelo que los ambientes lacustres albergan hasta un 20 por ciento más de riqueza microbiana endémica en sus estratos inferiores, en donde no hay oxigeno.

Interiorizándonos en este último aspecto, hay que tener presente que los lagos se suelen dividir en dos capas:

  • Capa superior: Esta capa está en contacto con la atmosfera y por ello se crea un hábitat aireado, conocido como epilimnion.
  • Capa inferior: Esta capa está aislada y por ello se genera un ambiento anoxico y sulfuroso, conocido como hipolimnion.

Los científicos del CSIC trabajaron para analizar y observar las diferencias que existen entre las comunidades de bacterias (bacterias que habitan en la capa superior y bacterias que viven en la capa inferior). Para ello, analizaron el contenido de bacterias en doce lagos del mundo, cinco de los cuales se localizan en España.

¿Los resultados? En la capa inferior habitan más bacterias. Aproximadamente el 60 por ciento de la diversidad microbiana de los lagos se concentra en el hipolimnion, mientras que el 40 por ciento restante reside en el epilimnion.

¿Cómo se explica esta situación?

Según señalan los científicos, existen dos hipótesis probables. Una se refiere a la existencia de barreras que impiden la dispersión de las especies anaeróbicas y favorecen la especiación. La otra hace alusión a que en el fondo de los lagos existe una mayor variedad de ambientes que soportan una mayor diversidad de especies.

De todos modos, según los expertos, lo más probable es que sea la diferencia en el contenido de oxigeno, “ya que las especies cuyo metabolismo se basa en compuestos sulfurosos no pueden sobrevivir en la superficie, por lo que quedan confiadas en el fondo de la masa de agua”.

Investigación sobre las bacterias de los lagos

Fortaleciendo esto último, los estudios de los análisis realizados no detectaron ninguna de las especies del hipolimnion (habitan en la capa inferior) en las capas superiores de los lagos. Y al contrario, los análisis sí detectaron  especies de las capas superiores en las inferiores. Esto puede deberse a un proceso de migración pasiva según el cual las bacterias de la superficie de los lagos llegan al fondo de estos por decantación.

Así, los fondos lacustres se transforman en hábitats aislados donde los mecanismos evolutivos superan a los de dispersión, “que homogenizan la distribución de especies microbianas en el planeta”.

Por su parte, en relación a esta investigación, el director de la misma y científico del CSIC Emilio Casamayor explica que “estos ambientes son fósiles vivientes de la situación inicial de la vida en la Tierra, cuando aparecieron las primeras bacterias en ambientes sulfurosos y anoxicos hace unos 3500 millones de años”.

En esas condiciones, las bacterias habrían evolucionado con el correr de los años, aisladas del oxigeno y de los factores externos. Por esto es que las aguas profundas albergan una mayor cantidad de especies microbianas que las aguas superficiales de los lagos.

Endemismos bacterianos

Endemismo es un término empleado en biología para describir la tendencia de algunas especies, subespecies, géneros u otras entidades taxonómicas a limitarse de forma natural a una zona determinada, dentro de la cual se dice que son endémicas. También es el resultado de la combinación de evolución y aislamiento geográfico. Cuando una especie (de plantas, animales, bacterias, etc.) queda aislada por mucho tiempo de otras especies termina evolucionando de una manera diferente, dando lugar a otras especies más.

Comprendiendo lo que es endemismo, nos adentraremos al endemismo bacteriano. Los análisis de la investigación han revelado que existe una mayor diversidad entre las diferentes comunidades de bacterias del fondo de los lagos que entre las de la superficie.

Esto puede deberse a que las condiciones físico químicas del epilimnion tienen un rango de variación más limitado y dependiente del ambiente externo. Acompañando esto, existe la posibilidad de que las especies de las aguas superficiales se dispersen a través el agua, el aire y de otros organismos superiores.

Lo contrario sucede en el hipolimnion. En cada hipolimnion existe aislamiento físico y unas condiciones variables muy particulares de salinidad, temperatura y pH. Esto hace que en cada uno de ellos exista una forma de vida diferente.

Al respecto, Casamayor afirma que “los fondos lacustres presentan endemismos bacterianos, cuyas especies sólo existen en un ambiente concreto”. Y añade que los microorganismos son los seres vivos que soportan el sistema ecológico de una comunidad”.  De esto se deduce que las bacterias son el motor de la vida.

Y por tal motivo, el científico aboga a que las bacterias se protejan tal como se protege a las plantas y a los animales. “Sin bacterias, el sistema ecológico se para”.

Con esto, ¿Comenzaremos a ver planes de protección bacteriana? Vosotros ¿Qué pensáis?

A priori, sería muy productivo que exista mayor información sobre las bacterias y se divulguen estas investigaciones que son muy útiles para la ecología.

Fuente y Fotos: CSIC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...