Los ecologistas rechazan el anteproyecto de la Ley de Montes

Los grupos ecologistas consideran que el anteproyecto de la Ley de Montes no garantiza la protección necesaria de su biodiversidad, su conservación o la lucha contra el cambio climático.

La última reunión del Consejo Asesor de Medio Ambiente ha servido para que las principales organizaciones ecologistas del país transmitieran al ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, su «total rechazo» al anteproyecto de la Ley de Montes. Según los ecologistas, la normativa que prepara el Gobierno convierte a los bosques en «productores de madera», y aspectos tan importantes como la conservación, la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático quedan al margen.

Una de las principales críticas llega para los más de 8 millones de hectáreas de monte que se quedarán sin ordenación forestal si el anteproyecto se aprueba en los términos que está redactado actualmente. El problema, explica la directora de SEO/Birdlife, Asunción Ruiz, es que la ley no obliga a que los terrenos privados tengan un plan de gestión. Otro de los puntos negros, según los ecologistas, es que el Gobierno regule la caza; y consideran positivos los esfuerzos del Ejecutivo por hacer frente a la madera ilegal.

En el encuentro, los grupos ecologistas también han mostrado su rechazo a lo que en palabras del representante de Ecologistas en Acción, Paco Segura, será «un paso atrás» cuando el Ejecutivo apruebe una Ley que permitirá recalificar el suelo forestal quemado en un plazo inferior a los 30 años que marca la Ley de Montes actual, aprobada en 2003 bajo el gobierno del Partido Popular y con Arias Cañete ocupando también el ministerio de Medio Ambiente.

Pero el anteproyecto de la Ley de Montes no ha sido el único proyecto donde las posiciones de los ecologistas y el Gobierno han chocado. Sobre la Ley de Costas, cuyo reglamento está abierto a consulta pública y antes de entrar en vigor deberá pasar por el Consejo de Estado, critican que continuarán las ocupaciones del dominio público marítimo-terrestre y se lamentan porque la concesión de unas prórrogas de hasta 75 años evitan las demoliciones masivas de viviendas e industrias.

Sobre la declaración de cuatro nuevos Lugares de Interés Comunitario (LIC) que se integrarán en la Red Natura 2000, los ecologistas se lamentan que haya quedado excluida una zona marina de Fuerteventura con una «valiosa biodiversidad»; algo que los ecologistas achacan a la cercanía del lugar con el punto donde Repsol quiere hacer prospecciones petrolíferas. Finalmente, los ecologistas mostraron su preocupación por las prisas con las que se están redactando los planes hidrográficos para cumplir con los plazos europeos sin atender a la protección de ecosistemas o caudales ecológicos.

Via: EFEverde

Foto: Chuso Pérez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...