Londres vuelve a la energía nuclear

Por primera vez desde 1995, el Reino Unido ha autorizado la construcción de dos reactores nucleares. Será en Hinkel Point, y se espera que estén operativos a partir de 2023.

Tras la paralización que sufrió tras el accidente de la central nuclear de Fukushima, en Japón, el 11 de marzo de 2011, parece ser que el tabú que se levantó en torno a la energía nuclear se va desvaneciendo, y poco a poco vuelve a recuperar terreno. Primero fueron los propios nipones los que pidieron reactivar 10 reactores en todo el país, y ahora es el Reino Unido quien ha dado luz verde a dos nuevos reactores nucleares, los primeros del país desde 1995.

Para instalar los dos recatores, el gobierno de David Cameron ha elegido la central nuclear de Hinkel Point, en el canal de Bristol. La planta de 1965 se sustituirá por una nueva, bautizada como Hinkel Point C, que según los cálculos de Ed Davey, ministro de Energía, comenzará a funcionar en 2023 y tendrá una vida útil de 35 años. Para convertir en realidad estos dos reactores se necesitará una inversión de 17.000 millones de euros, detrás de la que estarán las empresas francesas EDY y Areva y los gigantes nucleares chinos CGN y CNNC.

Como no podía ser de otra manera, los grupos ecologistas han reactivado sus protestas contra el proyecto. Llevan más de 10 años luchando contra todos los intentos del gobierno para construir Hinkel Point C y de reimpulsar la energía nuclear, que cuenta con 16 reactores por todo el país. Greenpeace ya ha llevado a los tribunales algunos de estos intentos por las crecientes dificultades que hay para almacenar los residuos nucleares.

Pese a que en abril se inauguró London Array, el mayor parque eólico del mundo, Londres justifica el proyecto por la necesidad de garantizar el suministro eléctrico. Davey ha señalado que «la energía eólica en tierra o en mar no es suficiente para compensar la energía que dejará de producir la primera generación de reactores nucleares»; y añadió que la nueva nuclear tendrá la misma capacidad de 6.000 turbinas. Según Cameron, «si no hacemos estas inversiones ahora, un buen día nos podemos quedar sin luz».

Cameron vuelve a impulsar la nuclear con subsidios multimillonarios después del parón tras el accidente de Fukushima, al que hay que sumar los problemas de financiación de la industria, paliados -por ahora- con la brutal entrada del dinero chino. De hecho, CGN y CNNC asumirán entre el 30 y el 40% del consorcio que se encargará de la construcción de los reactores, encabezado por EDF, que tendrá entre el 45 y 50%.

Fuente: El Mundo

Foto: avail

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...