Las smartcity piden cambios en la Ley de Contratos Públicos

Las ciudades inteligentes quieren que la nueva Ley de Contratos Públicos flexibilice los plazos para mejorar la colaboraicón público-privada y avanzar más rápido en su desarrollo.

Los 54 alcaldes de los municipios integrados en la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) se han reunido esta semana en Valencia, donde han celebrado su Asamblea anual y han elaborado un documento en el que piden al Gobierno cambios en la Ley de Contratos Públicos. Así, explican, se mejoraría la colaboración público-privada y permitiría avanzar más rápido en el desarrollo de las smartcity. En él, se plasman las dificultades con las que se encuentra cada municipio para convertirse en inteligente.

Íñigo de la Serna, presidente de RECI y alcalde de Santander, explicaba tras el encuentro que entre las demandas de las 54 smartcity españolas están la necesidad de flexibilizar los plazos y dar más tiempo para poder recuperar las inversiones que hagan las ciudades o la posibilidad de unir en un solo contrato diferentes servicios urbanos, ya que como recordaba de la Serna la ley actual no permite a los operadores privados cobrar las tarifas a otros, solo a los usuarios.

Además de elaborar este documento, la RECI ha creado la figura del Municipio amigo, con el que resuelve el conflicto provocado por la necesidad de contar con 50.000 habitantes para formar parte de RECI. Los municipios con menos de 50.000 personas podrán beneficiarse de la documentación e información que comparten las ciudades de la Red, aunque no tomar decisiones. Así, esperan que cada vez más ciudades den el paso adelante para convertirse en ciudades inteligentes y mejorar su eficiencia y la calidad de vida de sus ciudadanos.

También hubo tiempo para hablar sobre los avances que se han realizado en los últimos meses. Uno de ellos es la creación junto a la Federación Española de Municipios y Provincias de un indicador que señale el nivel de madurez política de datos abiertos a los ciudadanos, los avances en turismo inteligente, una guía metodológica sobre la actuación en la certificación energética de los edificios municipales o una ordenanza municipal común que regule el riego en las ciudades y el ahorro de agua.

El escándalo de Gowex también se coló en la reunión y en la posterior rueda de prensa. De la Serna recordó que uno de los principios de RECI es el “respeto a la autonomía local”, por lo que cada alcalde que tenga algún contrato con la empresa suministradora de wifi será el que tome la decisión final sobre si se toman o no medidas contra la empresa. Los integrantes de la RECI buscan una gestión más sostenible basada en la movilidad sostenible, el ahorro energético o la atención a los ciudadanos.

Vía: El País

Foto: mgarrigap

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...