Las nuevas papeleras de Renfe dificultan el reciclado

Renfe ha empezado a cambiar las papeleras de las estaciones de tren, pero en los nuevos contenedores solo se pueden reciclar papel y envases.

Los usuarios de Renfe habrán notado que en las últimas semanas se han renovado las papeleras de las estaciones de tren –o están en ello-. Esto podría entenderse como un avance hacia un mejor sistema de recogida de basuras, más oportunidades para el reciclaje, o la simple renovación de unas papeleras que tras años de uso están muy desgastadas o, en el peor de los casos, rotas. Pero nada más lejos de la realidad, ya que dificultan la recogida selectiva.

Las nuevas papeleras que ha decidido instalar Renfe solo tienen dos compartimentos, el azul y el amarillo; o lo que es lo mismo, uno para el papel y el otro para los plásticos. De esta forma, los usuarios de las estaciones no tienen ninguna papelera o contenedor en la estación en los que depositar la basura general (fracción resto) o el vidrio, por lo que a nadie debería sorprenderle que estos residuos estén cada vez más presentes en los compartimentos amarillo y azul.

Desde Renfe justifican esta situación por razones económicas. Un portavoz de la empresa ferroviaria explica que se ha elegido este tipo de papelera porque si las estaciones tuviesen un sistema de recogida de residuos con más tipos de recogida selectiva sería más caro. Así, a los pasajeros que lleven una botella de vidrio, el envoltorio del bocadillo o cualquier resto de comida no les quedará más remedio que salir de la estación para tirarlo o depositarlo en el contenedor equivocado, dificultando la gestión de los otros residuos.

En todas las estaciones de tren españolas se está instalado este sistema de recogida de residuos salvo en las instalaciones de primer nivel, es decir aquellas a las que llegan trenes de alta velocidad, de larga distancia, etc. Por ejemplo, en la provincia de Barcelona Sants o Passeig de Gràcia si que contarán con puntos de reciclaje de vidrio o basura general. De hecho, en la estación de Gràcia hace unos seis años que se instalaron contenedores con tres bocas.

Un portavoz de Renfe en la Ciudad Condal explica que en las estaciones grandes si que está justificado el uso de contenedores que permitan reciclar todo tipo de residuos de forma separada, y añade que según los datos de Renfe el papel y los envases son los dos materiales que más se reciclan en las estaciones. Digan lo que digan las estadísticas, la decisión de Renfe va en contra de la tendencia cada vez mayor entre todos los ciudadanos de hacer el esfuerzo de reciclar cada material en su contenedor correspondiente.

Via: La Vanguardia

Foto: IngolfBLN

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...