La Unión Europea prohíbe usar mercurio

El mercurio es un metal que ha sido empleado durante años para distintos proyectos y construcciones, amén del elevado grado de toxicidad y contaminación que presenta el mismo. No obstante, a partir del próximo año, la Unión Europea prohíbe el mercurio. Con esta decisión, ¿Qué se hará con el mercurio? ¿Cómo se almacenará el mercurio en la Unión Europea? Aquí nos adentramos a estas cuestiones.

La Unión Europea prohíbe usar mercurio

El mercurio es un metal que ha sido empleado durante años para distintos proyectos y construcciones, amén del elevado grado de toxicidad y contaminación que presenta el mismo. No obstante, a partir del próximo año, la Unión Europea prohíbe el mercurio.

La prohibición se fija en la utilización y comercialización de este metal en toda la UE. Y frente a esta decisión, este grupo europeo está buscando soluciones eficientes para almacenar los excedentes de mercurio, sin que éste pueda influir de modo negativo en el medio ambiente.

España, por su parte, es un importante país productor de mercurio y deberá resolver respecto el excedente  de las aproximadamente 8.500 toneladas de mercurio que posee. Esta cifra de mercurio es alcanzada por las extracciones del mismo en las minas como de los residuos usados por las empresas. Pues bien, ¿Qué se hará con el mercurio? ¿Cómo se almacenará el mercurio en la Unión Europea?


Para responder esto con exactitud debemos esperar un tiempo ya que en estos momentos la UE se encuentra analizando las diferentes soluciones que han planteado algunos países por este tema. A continuación, analizaremos las soluciones planteadas por España para el almacenamiento del mercurio de forma segura y sin peligro de contaminación.

España ha presentado dos proyectos distintos. Uno que se basa en un sistema de almacenamiento temporal que permite reutilizar el mercurio si es necesario, ya que el plazo para buscar métodos alternativos a este metal caduca en el 2020, tiempo en que si se observa que el mercurio no es necesario se procederá a deshacerse definitivamente de él. El otro proyecto radica en una técnica definitiva que transforma este metal en un material no contaminante.

Respecto el primer proyecto que hemos mencionado, tiene forma de una esfera y es capaz de almacenar 50 toneladas de mercurio líquido, existiendo la posibilidad de que estas esferas sean más grandes. Las mismas cuentan con una doble pared de acero, con un espesor de 8 mm (igual que el modelo de los petroleros), para que el caso de que se produzca una ruptura, la otra pared lo pueda contener.

Además, estas esferas son resistentes a terremotos, tienen un sistema de alarma y vigilancia, y pueden ser trasportadas en camiones de ser necesario.

En cuanto al segundo proyecto, el cual es definitivo y no tiene en mira su almacenamiento, es una técnica que transforma el mercurio líquido en un material solido inerte no contaminante. Según Aurora López, investigadora del departamento de metalurgia primaria, «Es una especie de ladrillo macizo que contiene un 30% de mercurio, con un tamaño de 4x4x16, aunque se pueden fabricar con cualquier otra dimensión«.

Fuera de España, otros países también han aportado otras soluciones para acatar la prohibición de la UE respecto a este metal toxico y contaminante. Ahora se deberá esperar a lo que la Comisión Europea decida y conocer cuál será el procedimiento que se utilizará en suelo europeo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...