La pintura de las carreteras acentúa el calentamiento global

Las pinturas de las carreteras españolas contienen Compuestos Orgánicos Volátiles, que contribuyen al calentamiento global. CiU propone cambiarlas por pinturas más ecológicas.

Todos sabemos que el uso de los vehículos a motor contribuye al incremento del cambio climático, pero lo que desconocíamos hasta ahora es que la pintura de las carreteras tiene un efecto parecido al de los combustibles fósiles. La razón es el uso de unos disolventes químicos en la pintura que perjudican el medio ambiente, tal y como defienden los diputados de CiU en el Congreso, donde han presentado una iniciativa pidiendo que se cambien las pinturas utilizadas en las carreteras españolas.

Concretamente, los nacionalistas catalanes señalan a los Compuestos Orgánicos Volátiles, uno de los elementos presentes en las pinturas y barnices con base de disolvente, como uno de los elementos «más perjudiciales» para el medio ambiente. La Unión Europea emitió una Directiva en 2004 para limitar el uso de estas pinturas y así reducir las emisiones de estos compuestos orgánicos, pero en España no ha tenido demasiado efecto.

Una de las críticas de CiU es que, pese a todo, la mayoría de las marcas viales de las carreteras españolas se siguen pintando con estas pinturas ricas en disolventes. El Paint Quality Institue explica que estos disolventes son los causantes del fuerte olor que notamos cuando pasamos por edificios o carreteras acabadas de pintar, y añade que no son peligrosos solo para el medio ambiente, sino que también los son para la salud de las personas.

La situación no es la misma en otros países. Mientras que en el resto de Europa ha habido «algún avance» tras la Directiva comunitaria, países como Suecia, Australia o los Estados Unidos, conscientes de los problemas provocados por estas pinturas, han dado un paso adelante y las han sustituido por pinturas de agua, una de las propuestas de CiU. Su utilización en España es muy escasa, aunque si que se utilizan para pintar las señales en los aeropuertos, donde su uso es obligado.

Estas pinturas de agua se adaptan perfectamente a todo tipo de climas y carreteras. Además de aeropuertos, también se han utilizado en alguna de las carreteras de Fomento o en autopistas privadas. La proposición no de ley de CiU se debe debatir en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, que entre otras medidas también estudia la posibilidad de aumentar a 130 el límite de velocidad, otra medida que no estará exenta de polémica medioambiental.

Fuente: ECOticias

Foto: anieto2k

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...