La NASA fabrica su propio respirador para luchar contra el coronavirus

Un equipo de ingenieros de la NASA supera todos sus límites para colaborar con la lucha contra el coronavirus.

La NASA está haciendo una gran demostración de responsabilidad ante la situación que se está viviendo en el mundo entero debido al coronavirus. En lugar de continuar trabajando únicamente en tareas relacionadas con el espacio, la entidad ha utilizado el laboratorio de propulsión jet del Sur de California para desarrollar un nuevo ventilador de alta presión que podrán utilizar los pacientes de coronavirus.

Lo sorprendente y que dice mucho acerca de los ingenieros de la NASA, es que han conseguido diseñar el prototipo de una manera funcional y probada en tan solo 37 días. Las primeras pruebas se han realizado en la Escuela de medicina Icahn del Monte Sinaí de Nueva York y los resultados han sido de lo más satisfactorios. De esta manera han demostrado su amplia capacidad para aplicar sus conocimientos y experiencia en nuevos campos y así ayudar a Estados Unidos en su lucha contra la pandemia.

Estos respiradores se comenzarán a utilizar en pacientes que se encuentran en una situación problemática en términos respiratorios, uno de los momentos en los que el virus ha avanzado con mayor fuerza y está debilitando más a la persona.

El nombre que se le ha proporcionado a su creación ha sido VITAL, representativo de las siglas Ventilator Intervention Technology Accessible Locally. Lo que han querido hacer los ingenieros ha sido reforzar los aspectos en los que la producción de respiradores flojea por parte de los fabricantes actuales. Por ejemplo, el tiempo de fabricación y la cantidad de componentes utilizados. Debido a esto la NASA ha optado por un diseño de máquina que cumple en los dos aspectos: necesita una menor cantidad de piezas y al mismo tiempo es mucho más rápido de fabricar. Gracias a ello el VITAL se podría convertir en uno de los equipos que marquen la diferencia en los próximos meses.

Los ingenieros que están trabajando en el proyecto se animan y se alegran por saber que están aportando su granito de arena a la lucha contra el virus. Una de las ingenieras, Michelle Easter, comenta que se encuentra encantada con la intensidad con la que trabajan en el VITAL y por la forma en la que están superando todos sus niveles de enfoque y trabajo. Lo define como una sensación asombrosa y algo que posiblemente no viven cuando trabajan en el sector del espacio en el que operan de forma habitual. Al fin y al cabo, no todos los días tienes la oportunidad de saber que con tu trabajo estás salvando vidas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...