La laguna de Guanabara no estará limpia para Río 2016

La limpieza de la laguna de Guanabara, donde se disputará la vela de Río 2016, avanza a cámara lenta y en el mejor de los casos se habrá limpiado la mitad para los Juegos Olímpicos.

Mientras todavía resuenan los últimos ecos de la victoria de Alemania ante Argentina en la final del Mundial de Fútbol en el mítico Maracaná de Río de Janeiro la ciudad se prepara para albergar los Juegos Olímpicos de 2016, dentro de dos años. Lo hace con la confianza de quien acaba de organizar un gran evento que ha salido bien pese a las dudas iniciales, pero también con la sombra de la contaminación de las aguas en algunas sedes olímpicas planeando sobre los organizadores.

El caso más alarmante es el de la laguna de Guanabara, la segunda más importante de todo Brasil que albergará la competición de vela. Sin embargo los regatistas que participen en los Juegos Olímpicos se encontrarán con una laguna sucia, con el agua contaminada. El propio alcalde de Río, Eduardo Paes, ha confirmado que se necesitan, como mínimo, cinco años para limpiar una laguna que algunos regatistas definen como una «cloaca», así que Guanabara no estará limpia en los Juegos Olímpicos.

Tanto los deportistas que se han acercado a la laguna de Guanabara como los marineros que allí faenan y las fotografías aéreas coinciden en que se trata de una zona de gran polución, un problema que también afectó a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y al que Londres 2012 esquivó con eficacia. Además, en las aguas de Guanabara flotan residuos orgánicos e inorgánicos de todo tipo. Se estima que cada día acaban en la laguna entre 80 y 100 toneladas de basura que llegan de Río sin haber sido tratados antes.

Según la candidatura olímpica de la ciudad brasileña -presentada en 2007 y elegida en 2009-, las aguas de Guanabara se limpiarían, como mínimo, en un 80%; una cifra muy lejos del 50% que según el secretario de Medio Ambiente del Estado de Río estará limpio en el mejor de los escenarios en 2016. Paes se lamenta de no haber aprovechado la ocasión para limpiar la laguna y asegura que pese a no haber riesgo para los regatistas, las autoridades deberán asumir responsabilidades legales o morales en caso de enfermedades ligadas a la contaminación.

Desde la Federación Internacional de Vela aseguran que de aquí a los Juegos Olímpicos se analizarán las aguas de la laguna de Guanabara, que no son las únicas sedes olímpicas donde hay preocupación por la contaminación. Las aguas que albergarán las competiciones de remo y natación en aguas abiertas también pasarán controles. Además de ser la segunda más grande del país, Guanabara es la laguna económicamente más importante de Brasil, y en su interior está el puerto de Río.

Vía: El País

Foto: Omar Uran

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...