La innovación en energía solar se estanca

Pese a las expectativas creadas, la energía solar pasa por su particular crisis, y la innovación se ha estancado. El futuro pasa por mejorar la eficiencia, y algunas empresas están en ello, aunque quizá sea demasiado tarde.

Uno de los sectores que siempre se señalan como una de las vías de salida de la crisis y que más expectativas de empleo crean es el de las energías renovables, aunque el sector no va tan bien como lo pintan. Uno de los mejores ejemplos es la energía solar, un sector prácticamente condenado a muerte en España debido a los constantes cambios en la legislación y que ahora ve como los fabricantes de paneles se acercan peligrosamente al abismo.

La innovación era uno de los puntos fuertes de esta energía, pero las mejoras en el diseño y la fabricación de las células fotovoltaicas y el exceso de ofertas de paneles ha hecho que los precios caigan hasta niveles insignificantes, y supongan un coste relativamente pequeño de la energía solar. Mientras el desarrollo o compra de nuevos equipos y paneles están prácticamente congelados o avanzan muy lentamente, las empresas estudian como reducir los costes de instalación e introducir mejoras graduales para que la producción energética de la tecnología solar crezca.

Y las consecuencias son demoledoras. La empresa china Suntech Power, uno de los grandes fabricantes de paneles solares, entró en suspensión de pagos el pasado mes de marzo, una suerte que podrían correr los principales fabricantes del mundo en menos de un año.

El camino a seguir parece ser que pasa por la reducción de costes a través de una mayor eficiencia solar, lo que haría disminuir tanto el precio por vatio de los paneles solares como de su instalación, ya que no haría falta instalar tantos como ahora. Otra empresa china, Trina Solar, ha anunciado que hará los paneles más finos, ligeros y fáciles de instalar. Solo con hacer los marcos de aluminio, el grosos de los paneles disminuye un centímetro.

Otra de las novedades anunciadas por esta compañía es un acuerdo con QBotix, que desarrolla sistemas baratos para que los paneles se dirigan hacia el sol durante todo el día, lo que aumenta la producción de energía. Por su parte, la empresa Hanwha Solar ha invertido en OneRoof Energy, que ofrece unas opciones de financiación para reducir el coste de la energía solar, lo que hace más barato y accesible a los usuarios particulares instalar paneles solares.

Pero los cambios verdaderamente importantes no llegarán hasta que las empresas puedan vovler a comprar equipos y ambliar la producción. ¿Cuándo pasará? Es un misterio, pero se calcula que la oferta y  la demanda podrían no igualarse hasta dentro de un año. Si el cambio no se produce pronto, muchas empresas con tecnologías prometedoras podrían hundirse o venderse por cantidades irrisorias.

Fuente: ISon21

Foto: USACE HQ

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...