La energía fotovoltaica para el autoconsumo ya es competitiva

Según un estudio, la producción de energía fotovoltaica para el autoconsumo ya es competitiva en España, por lo que los usuarios que produzcan su propia energía gracias al sol acaban pagando lo mismo que si la compraran de la red eléctrica.

Parque de células fotovoltaicas.

Uno de los grandes mitos que siempre aparece a la hora de abordar el tema de las energías renovables es que son caras. O más caras que las convencionales. Esto no deja de ser cierto, ya que pese a los beneficios que comporta para el medio ambiente y a implicar la creación de puestos de empleo, no dejan de necesitar una inversión económica considerable para ponerse en marcha. Pues bien, un estudio dice que la producción de energía fotovoltaica para el consumo propio ya es competitiva.

Con este estudio, llevado a cabo por la consultora Eclareon y subvencionado por diversas empresas dedicadas al sector de la energía, uno de los mitos en torno a las renovables se viene abajo. El hecho de que la autoproducción para el consumo propio sea competitiva quiere decir que a día de hoy al usuario le cuesta lo mismo generar la electricidad él mismo gracias a la energía solar que utilizar la de la red convencional, algo que se conoce como paridad.

El estudio se ha realizado en 14 ciudades de España, México, Chile, Brasil, Estados Unidos, Alemania e Italia, y los resultados han sido completamente dispares. Mientras en España la paridad en el uso doméstico es total, en Chile solo se produce en algunas partes del país, mientras que en los casos de Italia y México solo se alcanza la paridad en algún caso. En Alemania, Estados Unidos y Brasil no se ha alcanzado.

Que el precio de producir energía fotovoltaica para el autoconsumo y el de utilizar la de la red eléctrica se hayan equiparado no debería ser motivo para que el Gobierno retire o disminuya las ayudas con que se subvenciona el uso de energías renovables, según la consultora autora del estudio. En él, se indica que el camino para que cada vez más usuarios se sumen a la autoproducción de energía fotovoltaica pasa por la eliminación de las barreras administrativas que existen y por que el Gobierno mejore los mecanismos que las regulan o cree nuevos.

Otra de las tareas pendientes que la energía fotovoltaica tiene en España es la gestión de los excedentes. El informe apunta que debería profundizarse en la regulación para que los productores privados de energía puedan verter a la red eléctrica la energía que producen pero no utilizan para el consumo propio. Eso si, esto no está solo en la lista de cosas por hacer de España, sino que es común a la mayoría de países.

Fuente: La información

Foto: Jumanji Solar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...