La Ecología Política Y El Desarrollo Sostenible.

La ecología es una rama de la biología que estudia la interacción que hay entre los seres vivos y el medio ambiente que los rodea. Cada acción que el hombre acometa en su vida diaria, tiene una consecuencia directa sobre el medio que nos sustenta la vida, pudiendo ser la misma beneficiosa o contraproducente para el futuro de la naturaleza y nuestra supervivencia. Por otro lado, la política bien entendida son los mecanismos que el hombre utiliza para organizarse como ser social. En ese sentido, la ecología política lo que propone es que encontremos mecanismos de desarrollo social, pero que tengan en cuenta el medio ambiente, y la consecuencia sobre el mismo de nuestros actos.

Los primeros desarrollos de esta teoría se dieron a principios de la década de los años setentas, en lo que se conoce como el Club De Roma. El grupo estaba formado por un eminente y selecto colectivo de personalidades científicas y académicas, quienes empezaron a preocuparse por el deterioro causado al medio ambiente, como consecuencia de la acción del hombre. Gracias a esto, se empezó a pensar que muy seguramente, el crecimiento económico debería limitarse en pro de un futuro más sustentable.

Desde aquellos días hasta los nuestros, mucho ha cambiado el panorama de la política ecológica, dado que hay una creciente concientización a nivel mundial del hecho, lo que ha generado que un grupo mayor de ONG’s, partidos verdes y otros grupos en pro de la ecología y el respeto por la naturaleza, hayan nacido y consolidado a nivel internacional. En los últimos años, los acuerdos de Kioto y los procesos de desindustrialización en pro de un mundo más amable con el medio ambiente, han sido políticas que muchos gobiernos han venido implementando como consecuencia de este movimiento.

No obstante lo anterior, es evidente que los procesos políticos ecológicos no son influyentes frente a la realpolitik que practican los Estados. En la actualidad, hay un peso muy fuerte de los grandes grupos económicos, quienes aún mantienen una estructura de economía muy rentable pero contaminante, quienes se oponen a la aplicación de medidas ecologistas. Lo que se propone desde el actual modelo capitalista, es la aplicación de un modelo de “desarrollo sostenible”, en el que no se cambie o transforme todo el sistema, sino que por el contrario el mismo se mantenga pero con medidas que logren ser menos contaminantes.


En ese sentido, el problema es mucho más grave, dado que el desarrollo sostenible es algo que no se puede aplicar en la actualidad, por lo que lograr un proceso productivo capitalista que sea sostenible con el medio ambiente es algo muy lejano. Lo que se propone desde la ecología política es un cambio radical en los procesos productivos, que sean revolucionarios y muy profundos, así como intensos, y no tan superficiales como los que hasta ahora tenemos.

Un ejemplo de lo anterior, y que es de los más clásicos en el asunto, es lo que pasa con los autos híbridos, que consumen energía limpia. Desde el punto de vista del desarrollo sostenible ambientalista, ese es un procesos que va en la dirección correcta, dado que ahora no se emite gases causantes de efecto invernadero y se sigue manteniendo la empresa automotriz, el transporte y la infraestructura vial. Por otro lado, las políticas más extremas, ven que estas políticas o cambios son absolutamente incompletos e insuficientes, dado que el daño ambiental de un auto es mucho más grande que su combustible: el hierro que se usa, el caucho que se implementa en el auto, el acero, la construcción de vías que destruyen bosques, etc.

Frente a lo anterior, es muy difícil encontrar un punto medio, dado que lo que en un lado se propone es encontrar la manera de producir las cosas de manera más amable con el ambiente, mientras que en la otra esquina lo que se quiere es cambiar completamente la visión de mundo que tenemos, estableciendo un nuevo modelo de vida y sociedad. Hay al parecer unas posiciones que son inamovibles entre ambos bandos, lo que hace que la discusión sea más difícil, y el encuentro de una salida más lejano.

En el momento actual, se podría decir que no tenemos la capacidad para cambiar de manera tan drástica nuestra forma de vida, según lo que proponen los ecologistas. Hay demasiadas limitantes, no solo de tipo económica o industrial, que harían imposible el cambio de vida a un modelo de cambio tan radical. El camino que sin duda alguna debemos seguir y por el que debemos luchar que así sea, es el de la aplicación de políticas que vayan en pro del desarrollo sostenible, lo que gradualmente nos conducirá a un mundo como el que los ecologistas promueven.

Hay cambios que en ese sentido se están haciendo que pueden ayudar y que se deberían defender. Uno de los más importantes es sin duda alguna los que se refieren a las energías verdes o limpias. El cambio de un mundo basado en el petróleo a un mundo que se sustente en la energía eólica, solar, o de pilas de hidrógenos, sería un cambio tan drástico y con tanta importancia para el medio ambiente, que si lo lográramos hacer en las próximas generaciones, los avances serían impresionantes.

Es evidente que habrá muchas cosas por cambiar, pero la verdad es que siempre lo hará. Estoy de acuerdo con el ecocentrismo, el que dice que se debería poner a la naturaleza de primero en grado de importancia frente al hombre. Y la verdad es que el desarrollo sostenible es eso lo que promueve, puesto que lo que busca es respetar en toda su integridad a la naturaleza, y permitirnos a nosotros seguir viviendo bajo el modelo de desarrollo que hemos construido.

La única diferencia entre los modelos de desarrollo sostenible y las medidas ecológicas, es que las primeras son más realistas frente al mundo que en la actualidad tenemos. La ideología de un lado es algo muy radical y que encontraría mucha oposición de parte de toda la sociedad, mientras que las medidas ambientalistas han encontrado mucho eco y respaldo en variados sectores. El camino a seguir parece ser el de tener un sistema más amable con el medio ambiente, pero con la condición de que cada vez se debe ir mejorando más y más.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...