La contaminación de las napas

Las napas son capas de agua subterránea que se ubican a diferentes alturas dentro del perfil del subsuelo.

Las aguas subterráneas se encuentran dentro del ciclo hidrológico que comprende el movimiento continuo de agua entre la atmósfera y la tierra a través de la evaporación y también la precipitación. Así, parte de esta agua que cae a través de precipitaciones y nieve vuelve a los lagos, ríos, arroyos y océanos; pero otra es absorbida por las plantas, estas a su vez transpiran nuevamente el agua hacia la atmósfera. De esta manera,  el agua que no se evapora de manera directa de los lagos y ríos o que es transpirada por los vegetales, se filtra a través del subsuelo y pasa a formar los acuíferos subterráneos.

Así, la napa freática es el acuífero más cercano a la superficie del suelo, por lo que cuando un acuífero deja de explotarse, la napa tiende a elevarse sobre todo cuando en la superficie se riega debido a la inundación, así como sucede en los cultivos como por ejemplo el de arroz, el cual necesita mantener una lámina de agua de hasta 10 centímetros durante casi todo su período vegetativo. De otro lado, en las zonas bajas y que se encuentran muy cerca al mar, debido a que no cuentan con un drenaje adecuado y además con masas de agua muy cercanas a la superficie del suelo, tiende a haber una evaporación de las sales por lo que una vez que se instalan e ese suelo, este se vuelve inservible.

Sin embargo, se da un fenómeno inverso cuando se sobreexplotan las aguas subterráneas ya que sin una adecuada recarga de la superficie (como sí ocurre en las zonas donde hay una actividad agrícola), esta ha desaparecido para poder dar lugar al habitat de los seres humanos (edificios, casas, urbanizaciones, etc.) el cual se abastece de agua de pozos y por tanto, el nivel freático ha caído totalmente.  Inclusive en las zonas agrícolas, hay zonas que se han declarado en “veda” debido a la perforación de pozos debido a que el volumen de explotación de las aguas subterráneas era mucho mayor al de la recarga que ocurría en la superficie.



Además, otro tema que tiene que ver con la importancia de estudiar las aguas subterráneas tiene que ver con la determinación de su calidad, para poder conocer la cantidad de sales que contienen, además si se pueden consumir por la población o si puede que estén contaminadas. Así, se debe tener claro que fuentes de contaminación para las napas freáticas son la aplicación de agroquímicos en los cultivos, las aguas residuales domésticas e también industriales y los rellenos sanitarios que han sido mal instalados. De hecho, cualquiera de estas napas son susceptibles a ser alcanzadas por contaminantes de diferente naturaleza, es decir bien agentes orgánicos o inorgánicos.

La contaminación de las napas implica complejos mecanismos de transporte de los contaminantes, un claro ejemplo de ello es la contaminación de napas por pesticidas.

Así, a continuación veamos cuales son los posibles orígenes de la contaminación en ellas:
Las actividades domésticas lo que no necesariamente quiere decir que todas los seres humanos contaminemos, sino que tiene que ver con una mala ubicación y/o construcción de pozos ciegos o también debido al vertido de aguas residuales.

Las labores agrícolas y ganaderas, por ejemplo cuando se da filtración o lixiviación de pesticidas o agroquímicos de manera general.

Las actividades industriales, mineras o nucleares  donde se encuentra la contaminación  debido a la actividad petrolífera

La ubicación de la basura sin un empleo de tecnologías apropiadas.

De qué modo se contaminan
Hay dos maneras, una directa y otra indirecta. Veamos a continuación en qué consiste cada una

Contaminación directa: se da cuando la sustancia contaminante se introduce directa-mente en el acuífero.

Contaminación indirecta: se da cuando se da una la corrupción de la recarga natural o también debido a la entrada de aguas contaminadas debido a un cambio en las  condiciones hidrodinámicas que ya existían. Este tipo a su vez tiene cuatro maneras:

1. A través de los canales, pozos negros o ríos contaminados, infiltraciones de excedentes de riegos salinos, cloacas, lixiviado de depósitos de basura,  fuga de depósitos de materiales que se derivan del petróleo o productos químicos.

2. Contaminación de acuíferos libres que se encuentren parcial o totalmente en pozos que se hayan mal construido o que ya se encuentren en mal estado.

3. Lagunas de aireación y de oxidación que se encuentren mal revestidas.

4. Construcción de puertos, represas, etc. (es decir, obras hidráulicas de superficie).

Así, debido a al ciclo del agua en particular y de la materia en general, esta clase de contaminación tiene que ver de manera directa o indirecta al hombre y a los ecosistemas naturales

Cuáles son las alternativas

Mantener un control de la descarga de efluentes y también acerca de la disposición de residuos.
Hacer un tratamiento de residuos
Realizar controles biológicos de las lagas agrícolas.
Volver a utilizar el agua para usos específicos.
Mejorar el uso del agua.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...