La ciudad independiente en energía de Finlandia se llama Porvoo

Durante el desarrollo del proyecto Skaftkärr, se ha reducido un 38% el consumo de energía y un 30% las emisiones de CO2.

Porvoo

No suele ser lo habitual que alguien te diga que hay ciudades totalmente eficientes en cuanto a energía, que se abastecen exclusivamente de energía renovable. En Alemania se encuentra Feldheim, un pequeño pueblo que crea su propia energía y la suministra a todos sus habitantes. La fiebre de las ciudades totalmente independientes energéticas ha llegado a la ciudad de Porvoo (Finlandia), donde se ha puesto en marcha el proyecto Skaftkärr.

Los principales objetivos del proyecto son, por una parte, mejorar el planeamiento urbanístico para crear eficiencia energética en las calles. Por otra parte, crear sistemas racionales de consumo de energía y finalmente, desarrollar nuevas actividades y negocios, relacionados con el ahorro y la eficiencia energética.

La ciudad de Porvoo, que cuenta con un total de 50.000 habitantes, ha aprobado este proyecto. El lanzamiento ha sido ejecutado por el Ayuntamiento, pero tanto socios privados como públicos han participado de manera activa. Entre los que más destacan, un fondo de inversión especializado en temas ambientales privado y un instituto de investigación regional público.

No es la primera ciudad que suministra su propia energía, pero es cierto que no deja de sorprender. En Finlandia, por contra, será la primera ciudad eficiente, aquella que promoverá las energías renovables y limpias ayudado por la energía solar fotovoltáica y térmica. Generarán soluciones sostenibles y comprometidas con el medio ambiente y el planeta.

No en todas las ciudades se puede llevar a cabo este macro-proyecto. Es necesario una gran superficie, como la de Porvoo: 400 hectáreas que afectará a cerca de 7.000 habitantes finlandeses. La idea es crear nuevas áreas para fomentar la existencia de nuevas formas de consumir energía y de trabajar con menos consumo energético. Siempre manteniendo los niveles de confort.

Cuando se lleva a cabo un proyecto con estas dimensiones y comprometido con el medio ambiente, cumplir las previsiones es lo más importante. Lo normal es que, pasado un tiempo o mientras el proyecto está en fase de desarrollo, los objetivos previamente pensados se cumplan. Durante el desarrollo del proyecto Skaftkärr, se han cumplido varios objetivos:

  • Reducción del 38% en el consumo de energía primario.
  • Reducción del 30% en emisiones de CO2 (las emisiones se podrían reducir más aún con la instalación solar fotovoltáica).
  • Todos los agentes sociales están involucrados en la planificación y desarrollo del proyecto.
Es una nueva manera de contribuir con el medio ambiente, proteger al planeta. La instalación es cara, pero la recompensa en mayor.

FUENTE / blogenergiasostenible

FOTO / MKFI

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...