La cara B de Steve Jobs

El 6 de octubre de 2011 pasará a la historia como el día en que todos nos levantamos con la triste noticia de la muerte de Steve Jobs. Lo cierto es que la desaparición del fundador y CEO durante muchos años del gigante de la informática y las tecnologías, Apple, ha conmocionado a sus millones de seguidores en todo el mundo. Internet estaba saturado con el acontecimiento, los foros, las redes sociales y la mayoría de medios de comunicación se han lanzado a honrar su memoria, recordar su trayectoria fulgurante y alabar la calidad profesional y humana de un icono del siglo XXI.

Para recordar de forma completa a Steve Jobs también hay que repasar incidentes como el denunciado en las fábricas de Apple en China

Lo cierto es que con la muerte de Steve Jobs se cierra simbólicamente una etapa importantísima en la historia del progreso humano, a la vez que se pierde una visión del mundo y una filosofía particular digna de encomiar. Todas estas alabanzas y muchas más se han encargado de esparcirlas “la comunidad online” por y mediante los propios ingenios que Jobs ha creado en su última y prolífica etapa al frente de la compañía de Cupertino. iPads, iPhones, iMacs y demás “iNgenios” han sido durante horas templos de culto al gurú tecnológico, pero aún y que consideramos merecidas toda esta admiración, creemos que el brillo de su estrella ha cegado una visión del todo objetiva del personaje y que debería ser recordada, para así poder tener en nuestra memoria la figura completa de este gran emprendedor.

Ciertamente, Steve Jobs fue todo lo positivo que más o menos acertadamente han destacado las crónicas del seis de octubre. Pero tan sólo debemos consultar la hemeroteca para completar ese ejercicio tan fundamental de intentar ofrecer el retrato completo del creador de Apple.

La parte que la mayoría de los mortales ha echado de menos es que el desaparecido Jobs ignoró las persistentes llamadas de grupos como SACOM (Students and Scholars Against Corporate Misbehaviour) para revisar las condiciones laborales de las fábricas de China continental en las que Apple subcontrata la producción. Condiciones que seguramente pueden ser mejores que la media, pero que no por ello eximían el cofundador y ex presidente de Apple de una explicación razonable. O de, como mínimo, hacerlo ver.

En una nota difundida por SACOM a aquellos medios que la solicitaban (de manera que obviaban el efecto oportunista), la organización expresa su pésame a la familia de Jobs, pero a la vez recuerda las siguientes consideraciones:

  • Mientras los fans de Apple han perdido un ídolo, los proveedores de Apple también han perdido un protector de sus violaciones de los derechos laborales. Con Jobs al frente de Apple, se denunciaron violaciones flagrantes de los derechos laborales entre sus proveedores chinos, incluidos casos de envenenamiento en Wintek que causaron daños al sistema nervioso de 137 trabajadores o la explosión en Foxconn que mató a 3 trabajadores y hirió a 15. La avalancha de suicidios en Foxconn también refleja la metodología de estilo militar para gestionar las fábricas. Sin investigación, Steve Jobs declaró: “Foxconn no explota a los trabajadores”, en respuesta a los casos de suicidios. No olvidaremos Steve Jobs como un CEO brillante. Asimismo, no olvidemos el sufrimiento de los trabajadores.

Justamente porque Apple genera cientos de miles de puestos de trabajo, y precisamente porque la seductora manzana es ya casi un símbolo inseparable de nuestras vidas, el recordatorio es más que conveniente. Muchos seguirían defendiendo la imagen de Jobs y su empresa en este conflicto, argumentando que el problema son en general las condiciones laborales en China, y no culpa de Apple. Pero en cualquier caso, eso no exime a la compañía de sus responsabilidades humanas con sus fabricas ni es excusa para que miremos a otro lado y dirijamos nuestro dedo acusador a quien no nos infunda tanta admiración como Jobs.

En cualquier caso, que descanse en paz Steve Jobs.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...