La capa de ozono no podría resistir al impacto de un asteroide

La capa de ozono que protege la vida en la Tierra no podría sobrevivir a la caída de un asteroide que colisionara en el océano. Esa es la conclusión alcanzada por un equipo de investigadores del Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson.

Elisabetta Pierazzo y sus colegas del Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson han utilizado los modelos climáticos globales para estudiar el efecto de la colisión de un asteroide de entre 500 metros y 1 kilómetro de diámetro en un océano. Las consecuencias, obviamente, serían devastadoras para las personas que viven en las costas que bordean el punto de impacto. El tsunami generado sería muy potente y destructivo.

Esa colisión oceánica haría emerger a la atmósfera cerca de 46 millones de toneladas de agua de mar en forma de vapor de agua, en un área de cerca de 1000 km de ancho a más de 150 kilómetros de altitud. Suficiente para llenar 16 millones de piscinas olímpicas… Una vez que el agua del mar llegara a la atmósfera, los compuestos que contiene como cloro y el bromo, se ocuparían de la destrucción de la capa de ozono, concentrándose en la baja estratosfera (entre 8 y 50 km de altitud) a un ritmo mucho más rápido de lo que es natural, según predicen los investigadores.

¿Cuáles son los riesgos de colisión?

La simulación por ordenador muestra que la capa de ozono quedaría dañada de una manera sostenible y ya no podría desempeñar su papel de facilitador para la vida terrestre. En efecto, la capa de ozono bloquea la luz ultravioleta (absorbiendo) que daña el ADN de las plantas, los animales y los seres humanos y causa cáncer de piel en los seres humanos. En comparación, el agotamiento actual de la capa de ozono sobre la Antártida es considerado un epifenómeno.

Hasta la fecha, más de 800 asteroides de por lo menos una milla de ancho se encuentran en la intersección de las órbitas de la Tierra o se acercan peligrosamente. Obviamente no hay riesgo inmediato de colisión. Para los investigadores, este es un evento extremadamente raro, que ocurre una vez en millones de años. Pese a ello, la vigilancia del cielo sigue siendo necesaria. Por un lado, es necesario monitorizar todos los asteroides potencialmente peligrosos que se han descubierto, las más pequeñas perturbaciones gravitacionales podrían expulsar uno de estos objetos en dirección a la Tierra.

Enlaces de interés

Instituto de Ciencia Planetaria en Tucson
El agujero en la capa de ozono en directo
OOSA de la ONU

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...