Islandia, en alerta por la posible erupción de un volcán

Con el recuerdo de la erupción del Eyjafjallajokull en 2010, Islandia se prepara la una posible erupción del volcán Bardarburga. De momento se han desalojado las poblaciones vecinas.

¿Recuerdan el Eyjafjallajokull? Se trata del famoso volcán islandés que en marzo de 2010 entró en erupción expulsando una gran cantidad de ceniza que se expandió por toda Europa, provocando el cierre del espacio aéreo europeo durante unos días en abril de ese mismo año dejando en tierra a unos 10 millones de personas en el viejo continente. Ahora, Islandia está en alerta ante la posible erupción del volcán Bardarbunga, después de cuatro días de intensa actividad sísmica.

De momento, las autoridades islandesas han empezado a evacuar a la población que vive cerca del Bardarbunga. El martes ya empezaron a tomarse las primeras medidas de alerta, tras declarar la alarma naranja por el riesgo de erupción y el cierre de las carreteras que rodean el mayor volcán de Islandia después de que se registrasen tres terremotos consecutivos. En los últimos días se han registrado 2.600 temblores en la zona, incluido un terremoto de 4’5 en la escala de Richter, el más intenso en la zona desde 1996.

Con una altitud superior a los 2.000 metros, una erupción del Bardarbunga podría producir una situación similar a las vivida hace cuatro años. Según los científicos, una erupción de este volcán, situado bajo la capa de hielo del glaciar Vatnajokull -el más grande de la isla, al sur- podría generar graves problemas al tráfico aéreo del norte de Europa y a los vuelos entre Europa y América. Otro riesgo sería el agua procedente del deshielo del glaciar, que podría dañar gravemente las infraestructuras de la zona.

El geofísico de la Universidad de Islandia Bryndis Brandsdottir explicaba a la televisión islandesa que, según los últimos datos, el magma del Bardarbunga todavía no llega a la superficie del volcán, aunque está a una distancia «entre tres y siete kilómetros» de la superficie. Por su parte, el jefe del departamento de Protección Civil del país. Vidir Reynisson, añade que la actividad sísmica se está produciendo en oleadas, y aunque no se advierten cambios «es muy potente».

Aunque los volcanes Bardarbunga Eyjafjallajokull están en cordilleras diferentes, la situación es muy parecida en los dos casos. Además del cierre del espacio aéreo, la erupción del volcán también supondría un importante problema ecológico ya que aceleraría el deshielo de los glaciares, que ya están bastante afectados por el cambio climático. La zona del volcán se encuentra a unos 300 kilómetros de Reikjavik, la capital de Islandia.

Vía: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...