Irlanda quiere que la UE trate el ‘fracking’

Irlanda quiere que Europa hable sobre fracturación hidráulica, pero la realidad es que el Eurparlamento y el comisionario de energía dicen que cada país debe hacer lo que considere más oportuno.

Una vez más hablamos del fracking, la polémica técnica de extracción de gas mediante fractura hidráulica que tanto éxito ha cosechado en los Estados Unidos. A la estela de este éxito, el gobierno de Irlanda, que hasta el 30 de junio preside la Unión Europea ha instado a que deje de «esconder la cabeza e ignorar las implicaciones» de esta técnica «dado su impacto sobre la energía global», algo que a juicio de su ministro de Energía y Medio Ambiente, Pat Rabbitte, tiene «consecuencias inevitables para la competitividad de Europa».

Tras un encuentro con sus homólogos comunitarios en el que por primera vez se habló del fracking, Rabbitte admitió que esta técnica está «creando dificultades» en algunos países por las dudas que existen sobre el impacto que pueda tener en «áreas muy pobladas», aunque afirmó que la Comisión Europea ya ha puesto en marcha sus propias investigaciones. El ministro irlandés añadió que cada país debe hacer sus propios estudios para abordar los «miedos y preocupaciones» de sus ciudadanos.

Rabbitte hizo especial énfasis sobre el «impacto transformador» que la transformación hidráulica ha tenido en la extracción de gas de esquisto en los Estados Unidos, que en los últimos años han visto como su producción nacional de petróleo y gas crecía substancialmente gracias a esta técnica. En los últimos 10 años, el gas no convencional extraído en los Estados Unido ha pasado del 2 al 30%.

Pero una cosa son los Estados Unidos y otra Europa. Nadie sabe si los depósitos de gas de esquisto que hay en el viejo continente son igual de importantes que los estadounidenses o no. Además, pese a que cada país tiene en marcha sus propios estudios, entre ellos también hay diferencias sobre el fracking. El mejor ejemplo lo tenemos en España, donde mientras el Gobierno continúa sin mover ficha, algunas comunidades como Cantabria lo prohíben la misma semana que Catalunya decide no hacerlo.

Günther Oettinger, comisionario europeo de Energía, insistió en que Europa necesita desarrollar su propia «estrategia de gas» porque la extracción de gas de esquisto ha «transformado» el mercado energético a escala mundial. A su juicio, esta estrategia debe «europeizar y conjuntar» las políticas medioambientales y energéticas de los países miembros, aunque en ningún momento habló de fracking. Tampoco el Parlamento Europeo se ha pronunciado expresamente sobre la fracturación hidráulica. En noviembre dijo que cada país debe decidir si explota o no este tipo de gas pero sin dañar el medio ambiente.

Fuente: EFE Verde

Foto: Rebecca Harms

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...