Helsinki quiere eliminar el transporte privado

Helsinki quiere reducir el transporte privado de sus calles, para lo que ha puesto en marcha un ambicioso plan que conectará el transporte público con una aplicación.

Mientras en España las aplicaciones y páginas web que han supuesto el desarrollo del transporte colaborativo están en el ojo del huracán desde hace semanas, otros países europeos ven en ellas una posibilidad más para reducir el uso del vehículo privado en sus calles. Es el caso de Finlandia, más exactamente de su capital Helsinki, que quiere reducir al máximo el transporte privado, apostando por el transporte público.

El proyecto presentado por Helsinki es a largo plazo, con el año 2025 como meta, pero empezará a aplicarse en 2015 en el barrio de Vallila y poco a poco se irá extendiendo al resto de distritos de la ciudad. Con ello, se pretende que cada vez más ciudadanos prescindan de su coche privado, lo que supondrá un gran alivio para el medio ambiente pero también para el bolsillo de muchos finlandeses.

La idea es que todos sus habitantes puedan acceder al servicio de transporte con un solo click a través de una aplicación para teléfonos móviles. En ella aparecerán todos los medios de transporte disponibles en la ciudad, de forma que todos los habitantes puedan elegir entre bicicletas, taxis, autobuses, etc. a la hora de desplazarse por la ciudad. Con ella, también podrán comprar billetes de tren.

De momento, ya se ha dado el primer paso con la introducción de la red de microbuses Kutusplus, que permite a sus usuarios elegir dónde suben al autobús y su destino, por lo que los autobuses siguen un recorrido establecido por las necesidades de sus pasajeros. En el futuro, avances tecnológicos como el desarrollo de coches sin conductor también se unirán al proyecto que manejan las autoridades de la capital finlandesa.

Cada ciudadano podrá decidir el medio de transporte con el que hacer el trayecto, y la aplicación también ofrecerá información sobre las mejores combinaciones para llegar al lugar de destino o las condiciones meteorológicas para los trayectos que se hagan en bici. Si todo sale bien, Helsinki reducirá su parque urbano y sus emisiones de gases, aunque un proyecto de esta envergadura también hará necesario replantear el sistema de transporte público de la ciudad.

Como en todo proyecto ambicioso, el plan de Helsinki también cuenta con un buen número de detractores. Entre las principales críticas, que el Kutsuplus es más caro que los autobuses convencionales -pero más económico que los taxis- o la dificultad para que todo el mundo pueda acceder a un sistema de transporte 100% tecnológico que podría reducirse solo a los ciudadanos con más recursos.

Vía: Bolsamania

Foto: Jaafar Alnasser

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...