¿Hay transparencia en temas medioambientales?

El 80% de los españoles recela de la información medioambiental que recibe por parte de las autoridades, y considera que el problema de la contaminación ha ido a más en los últimos años.

¿Considera que recibe suficiente información sobre los temas del medio ambiente por parte de las administraciones públicas? Si la respuesta es «No» no se preocupe, está entre el 80% de los españoles que, según un estudio de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), no tiene demasiada confianza en la información medioambiental que le ofrecen las administraciones públicas. Si en cambio responde con un «Si» rotundo, pertenece a la minoría del 5% que confía plenamente en esa información.

Aunque el estudio, que aparece en el número de este mes de abril de la revista OCU-Salud, solo se ha realizado sobre 700 personas, no deja de ser significativo que cuatro de cada cinco encuestados tengan recelos de la información que reciben por parte de sus gobernantes respecto a un tema muy sensible que debería preocuparnos a todos, ya que, como dice la OMS, una de cada cuatro enfermedades que sufrimos tiene que ver con factores medioambientales. Además, la OCU también denuncia que existe poca información medioambiental y es poco accesible y difícil de comprender para al mayoría de ciudadanos.

España tampoco cuenta con una agencia o institución referente en el campo de la información medioambiental, por lo que acceder a datos, mediciones o información es más difícil, ya sea de forma individual o para organizaciones e incluso medios de comunicación. Además de la transparencia, el estudio también preguntaba sobre la percepción que tenemos los ciudadanos de los riesgos medioambientales y en qué aspectos nos sentimos expuestos a los principales contaminantes.

Entre los factores contaminantes vistos con más peligros destacan la contaminación de las fuentes de agua potable, la de los cauces por culpa de la actividad industrial y la contaminación provocada por los residuos nucleares. Otras fuentes de contaminación a las que aludieron los encuestados están los pesticidas en el aire, la minoría de uranio y la polución atmosférica industrial. Sobre las fuentes de contaminación a las que más expuestos se sienten, el tráfico fue la primera respuesta, seguida por el humo del tabaco y la contaminación del agua de ríos y lagos.

Llama la atención que un 44% de los encuestados se declaró claramente insatisfecho con la contaminación y los niveles de ruido de su lugar de residencia y trabajo. Un porcentaje similar considera que en los últimos cinco años el problema de la contaminación ha ido a más, e incluso un 13% de los sondeados se ha planteado en serio la posibilidad de irse a vivir a otra ciudad por culpa de este problema. Eso si, el riesgo percibido por los ciudadanos no siempre equivale al riesgo real, como pasa con el agua del grifo: el 42% de los participantes en el estudio nunca bebe, aunque tiene una calidad igual o superior a la embotellada.

Foto: AitanaFusCa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...