Grenoble cambiará la publicidad por árboles

La ciudad francesa de Grenoble retirará desde el 1 de enero más de 300 paneles publicitarios que reemplazará por medio centenar de árboles antes de la primavera.

Cuando paseamos por nuestra ciudad o hacemos turismo en otra seguro que nos encontramos con una gran cantidad de anuncios publicitarios sin importar el tamaño de la ciudad o si estamos en el centro o a las afueras. ¿Se imaginan cómo sería esa ciudad sin publicidad? Esa, retirar la publicidad, fue una de las promesas electorales de Eric Piolle (Los Verdes) para acceder a la alcaldía de Grenoble. Ahora, el alcalde de esta ciudad situada a los pies de los Alpes, ha iniciado el cambio de la publicidad de Grenoble por árboles.

A partir del 1 de enero, con el vencimiento del contrato de paneles publicitarios con la multinacional JCDécaux, la ciudad francesa comenzará a retirar más de 300 paneles publicitarios. Se calcula que pasarán cinco meses hasta que se eliminen todos los paneles, que superan los 2.000 metros cuadrados; y a cambio el ayuntamiento plantará unos 50 árboles antes de la primavera. También habrá unos paneles más pequeños dedicados a ofrecer a los 150.000 vecinos información asociativa o de la vida local.

Piolle, que pertenece a esa nueva hornada de políticos que viste vaqueros, rechaza la corbata y se mueve en bici por la ciudad destaca que quiere dejar atrás la sociedad de consumo para dirigirse hacia una «ciudad a escala humana».Lucille Lheureux, su adjunta en la alcaldía, lo ilustra hablando de la ciudad «en torno al coche, los grandes almacenes y el consumo» de los 70 y de la recuperación del transporte público, parques y jardines y una información dirigida a los peatones que busca Grenoble con este cambio de rumbo.

Sus detractores critican que se trata de una operación de marketing, y cifran en más de 6 millones de euros el dinero que el consistorio dejará de ingresar durante los próximos 10 años (el tiempo que duran estas concesiones. En 2014, JCDécaux pagó unos 645.000 en este concepto a Grenoble). Sin embargo, desde al ayuntamiento señalan que las pérdidas serán de 150.000 euros anuales debido a la caída del mercado publicitario y añaden que para hacer frente reducirán gastos como los coches oficiales (han vendido 15 de 20) o el cambio de la ceremonia del 14 de julio por un picnic popular.

Aunque quedarán los anuncios situados en espacios privados o los de las marquesinas del autobús y el tranvía (la concesión no expira hasta 2019), Grenoble será la primera gran ciudad europea libre de publicidad. Lheureux señala que este honor se debe a que a la llegada del nuevo equipo al frente del ayuntamiento vencían los contratos publicitarios, aunque añade que hay muchas ciudades pendientes de Grenoble y esta iniciativa.

Más información: Euronews

Foto: Laurent Espitallier

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...