Generar electricidad con la orina

Un proyecto puesto en marcha por Oxfam y la Universidad del Oeste de Inglaterra (UWE Bristol), ha logrado desarrollar urinarios que pueden generar energía electrica para iluminar los baños de los campos de refugiados de los países en vías de desarrollo. La denominada orinatricidad es un gran paso en el desarrollo de energías baratas y sostenibles.

En este video, expertos de la Universidad del Oeste de Inglaterra (UWE Bristol), nos hablan de cómo se puede generar electricidad con la orina con el denominado Pee-Power. Un prototipo de un urinario que genera electricidad fue instalado en el bar estudiantil de dicha universidad y ha demostrado su viabilidad y efectividad. Se ha estado pidiendo a los estudiantes y profesores que utilizaran el urinario a fin de facilitar alimentar a una célula microbiana de combustible con la orina, la acción microbiana logra generar la suficiente electricidad como para iluminar el cuarto de aseo en el que está instalado.

El urinario generador de electricidad es el resultado de la colaboración entre investigadores de la mencionada universidad y Oxfam, organización que lucha por un mundo justo y sin pobreza, y que lleva a cabo numerosos proyectos en todo el mundo para ayudar a las personas más desfavorecidas. Como decíamos, se trata de un prototipo, pero su finalidad en principio no es instalarlo en los países desarrollados, se pretende poner en marcha en las letrinas de los campos de refugiados para que estén iluminadas y dejen de ser lugares oscuros y peligrosos.

En el año 2013, un trabajo del centro de Bioingeniería de la Universidad apareció en los medios de comunicación por su carácter innovador, los investigadores habían logrado demostrar que la electricidad generada por pilas microbianas de combustible podían alimentar la batería de un teléfono móvil. El siguiente paso ha sido desarrollar con Oxfam un proyecto de mayor envergadura y con un gran impacto en los campos de refugiados.

¿Cómo funciona esta fuente de energía? Las células microbianas de combustible contienen microorganismos que se alimentan de la orina, las células aprovechan la actividad bioquímica de los microorganismos transformándola directamente en electricidad, es lo que han definido como orinatricidad. Evidentemente se trata de una tecnología sostenible y respetuosa con el medio ambiente que puede ser instalada en muchos lugares, evitando tener que utilizar combustibles fósiles para generar electricidad. Por otro lado hay que tener en cuenta que materia prima no va a faltar, garantizando un suministro prácticamente inagotable.

Orinatricidad

El urinario que se instaló en el bar de estudiantes es prácticamente una réplica de los urinarios que se instalan en los campos de refugiados de los países en vías de desarrollo, la finalidad era poder tener un juicio lo más realista posible de los resultados. La iluminación de las zonas inaccesibles donde se instalan los campos de refugiados es todo un desafío que ahora puede superarse gracias a esta tecnología innovadora. Oxfam explica que los urinarios de estos campos son una amenaza por la noche, ya que quienes se aventuren a utilizarlos pueden ser asaltados, por lo que ya no se trata sólo de la producción de electricidad, sino de mejorar la seguridad de quienes residen en los campos de refugiados.

Otra ventaja que merece la pena destacar, según los expertos la orinatricidad es una tecnología prácticamente eterna y su coste es bastante reducido, una célula cuesta menos de 1’5 euros y por algo más de 800 euros se puede instalar en un urinario, sin duda, es una magnífica inversión. Aunque se habla de los países en vías de desarrollo, sería interesante plantearse la instalación de estos sistemas en los países desarrollados, aunque posiblemente a las compañías eléctricas no les haría gracia. Por otro lado, seguramente los Gobiernos se inventarían un impuesto para recuperar las pérdidas que sufrirían al dejar de utilizar los urinarios la electricidad de la red eléctrica.

Os invito a leer el artículo al completo en la página oficial de la Universidad de Bristol.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...