Finaliza el proyecto AgriClimateChange

El proyecto AgriClimaticChange llegó a su fin el pasado mes de diciembre después de reducir las emisiones de explotaciones agrícolas entre un 10 y un 40%.

Todos los sectores deben aportar su granito de arena en la lucha contra el cambio climático, e incluso sectores que a priori nos pueden parecer poco contaminantes, como la agricultura, no son ninguna excepción. Al hilo de la lucha por reducir las emisiones en este sector surgió el proyecto AgriClimaticChange, que, al amparo de la unión Europea, pretendía desarrollar prácticas agrarias sostenibles y favorables en la lucha contra el cambio climático en unas 130 explotaciones agrarias alemanas, españolas, italianas y francesas.

Valencia, Murcia y Canarias son las comunidades autónomas donde se puso en marcha este proyecto en nuestro país, que en diciembre llegó a su fin con cierto éxito. Explotaciones de plátanos, naranjos, tomates, olivos o viñedos han formado parte de este programa que perseguía unas reducciones en la emisión de gases de efecto invernadero entre el 10 y el 40%, además de disminuir el consumo de energía.

Para poder participar en el proyecto AgriClimateChange, las explotaciones agrarias deben cumplir una serie de condiciones. Por ejemplo, deben realizar cultivos ecológicos, lo que implica un uso menor de productos fitosanitarios que el que se hace en las explotaciones convencionales y utilizar abonos orgánicos, como el estiércol. También deben comercializar sus productos en un radio cercano a la explotación, ya que un transporte largo supone un incremento de la huella de carbono. Estas condiciones suponen un coste extra que los agricultores repercuten sobre el precio.

Este proyecto se explica, en parte, por la reforma de la PAC (Política Agraria Comunitaria), a la que las instituciones europeas quieren convertir en uno mecanismo de lucha contra el cambio climático. Desde Bruselas, Europa introducirá una serie de mecanismos en la PAC que sirvan para reducir las emisiones, como el verdeo; mientras que cada socio europeo se verá obligado a destinar un 30% de los fondos europeos a la toma de medidas contra el cambio climático o para temas relacionados con el medio ambiente.

En el mes de octubre se comenzaron a exponer las conclusiones del programa en una conferencia celebrada en Toulouse, de la que salió un manual sobre agricultura y cambio climático donde se exponen los resultados del proyecto y se aportan ejemplos prácticos. El manual, titulado ‘Una agricultura respetuosa con el clima’, se puede descargar gratuitamente y en diferentes idiomas desde este enlace. La invitación a exponer sus conclusiones ante la Comisión y el Parlamento Europeo hablan del éxito del proyecto, y solo falta que los socios europeos -y el resto de países del mundo- lo pongan en práctica.

Via: Fundación Global Nature

Foto: 122

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...