Feldheim, un pueblo totalmente independiente en energía

La planta de biogás de 500 kW, genera 4GWh de electricidad al año y 12.000 m3 de digestato que se devuelve a los campos como fertilizante para cooperativas locales de agricultores y ganaderos.

Feldheim

El alcalde Michael Treuenbrietzen Knape explicando la fabricación de módulos solares en el pueblo de bioenergía Feldheim.

Para muchos es imposible o muy difícil pensar que un pueblo pueda ser independiente en el tema de energías y que él solo se pueda abastecer. Es difícil, pero no imposible. Un pequeño pueblo de Alemania llamado Feldheim utiliza todo tipo de energías renovables (solar, eólica y biogás) para satisfacer, por completo, las necesidades de la ladea. Es, sin duda, un pueblo que está muy involucrado en las energías ecológicas.

En este sentido, el pequeño pueblo de Feldheim, situado a 60 kilómetros de Berlín, cuenta con un total de 150 habitantes y desde 1990 que están involucrados con el medio ambiente. Fue en ese año cuando se instaló la primera turbina de viento, creando así una gran revolución digna de admirar.

Desde que instalaron este primera turbina, la unión con las energías renovables ha ido en aumento. Se multiplicaron las turbinas de viento hasta superar de largo el número de casa que hay en el pueblo. ¿El motivo? El fuerte viento que hace en la zona ha animado a instalar una infinidad de turbinas, cuya producción se complementa con generada por la energía solar y una fábrica de biogás, que convierte el estiércol de cerdo y el maíz en calor. Una auténtica revolución.

Hace cinco años que instalaron la planta de biogás de 500 kW, que genera 4GWh de electricidad al año y 12.000 m3 de digestato que se devuelve a los campos como fertilizante para cooperativas locales de agricultores y ganaderos.

Eso no fue todo. En 2010, todos los vecinos de este pequeño pueblo alemán tuvieron que aportar 3.000 € para la construcción de su propia red eléctrica, lo que les permitió tener unos precios por debajo de los del mercado. Actualmente los habitantes de Feldheim están pagando un 30% menos en la factura de la electricidad.

En la actualidad, el principal objetivo de esta aldea es construir instalaciones de almacenamiento de energías, con la función de satisfacer la demanda de dos días completos. Un verdadero reto que ayudaría al ecosistema.

Alemania lanza, así, su política verde, en las que intentará prescindir de las centrales nucleares. En este sentido, el pueblo representa lo que se quiere conseguir dentro de unos años: utilizar única y exclusivamente fuentes de energías renovables y evitar las centrales nucleares.

Obviamente, conseguir que un pueblo se abastezca solo es más sencillo a pequeña que a gran escala. Conseguir un uso exclusivo de fuentes de energías renovables a nivel nacional, será más difícil y complicado.

FUENTE / ecologíaverde

FOTO / linksfraktion

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...