Europa y sus objetivos climáticos

Europa se ha marcado unos objetivos ambiciosos en la lucha contra el cambio climático, que se traducirán en un sistema económico más sostenible e innovador que el actual.

Europa presentó recientemente sus objetivos para hacer frente al cambio climático en los próximos años. La medida principal era la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero en un 40% para 2030 en comparación con las emisiones del año 1990; una medida que no tiene porque estar reñida con el crecimiento y la innovación. En 2050, podría llegar hasta el 80%.

Si comparamos los datos de 2011 con los de 1990, vemos que la emisión de gases se había reducido en un 18% mientras que el PIB europeo creció un 45%. Con este nuevo objetivo, que sitúa a Europa en la vanguardia de la lucha contra el cambio climático, la economía de los Veintiocho ganará en competitividad.

Será una ocasión única para el desarrollo de actividades sostenibles, como la construcción ecológica, el transporte limpio, la eficiencia energética y las energías renovables, que son el futuro energético. En la última década se han creado más de un millón de empleos verdes, pasando de los 3 millones de 2002 a los 4’2 millones de 2011.

Con estos objetivos, Europa también reducirá la importación energética de combustibles fósiles como el petróleo, lo que supondrá un importante ahorro en la economía comunitaria. De aquí a 2020, un 20% del presupuesto europeo (unos 180.000 millones de euros) se destinará a la lucha contra el cambio climático.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...