Europa prohíbe tres pesticidas porque matan a las abejas

La Comisión Europea ha prohibido durante dos años tres pesticidas neonicotinoides por los efectos que tienen sobre el sistema nervioso de las abejas.

Tiametoxam, imidacloprid y clotianidina. Si no nos dedicamos a la agricultura o la apicultura, estas tres palabras nos sonarán a chino, pero se trata de tres de los pesticidas más utilizados en el campo -en España suelen usarse en cultivos de maíz, algodón, colza y girasol- para contener plagas como los escarabajos, las polillas o el pulgón. Ahora, la Comisión Europea los ha prohibido durante dos años en toda la Unión Europea por los efectos que tienen sobre las abejas.

Esta prohibición no ha estado exenta de dudas, y solo 15 de los 27 países miembros votaron a favor. De hecho, ha llegado en la segunda votación en dos meses, ya que en marzo fue rechazada después del voto en contra de Alemania y Bulgaria, que cambiaron su opinión. Cuatro países se abstuvieron, y España votó a favor. Al no alcanzar la mayoría cualificada, la última palabra la tiene la Comisión Europea, aunque el comisario de Sanidad ya adelantó que «el texto saldrá adelante en las próximas semanas».

Los tres pesticidas prohibidos contienen neonicotinoides o derivados de la nicotina, y tienen efectos neurotóxicos sobre el sistema nervioso de las abejas. Estas se desorientan y son incapaces de volver a su colmena, lo que ha provocado un descenso de la población de abejas que, en algunos países, ha superado el 25%. Además de estos productos, que llevaban 20 años bajo sospecha, las sequías, una agricultura que cada vez tiende más a los monocultivos extremos y diversos hongos y protozoos también han contribuido a este descenso de la población.

Uno de los argumentos de la Comisión para prohibirlos es el importante papel ecológico -y económico- que tienen las abejas en la polinización de muchos cultivos. José Luis García, responsable de apicultura de la organización agraria COAG, cifra en 22.000 millones de euros al año su impacto económico. Otro de los puntos a favor de esta prohibición fue un informe que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria publicó recientemente.

Esta prohibición no será completa, sino que la Comisión quiere que su uso se restrinja a los cultivos que no atraen a las abejas y cereales de invierno, ya que no considera peligrosa la exposición de las abejas a los pesticidas los meses de otoño. También tiene previsto prohibir la venta y uso de semillas tratadas con neonicotinoides, salvo en los mismos casos que antes. Las excepciones a la prohibición las encontramos en los cultivos en invernaderos y en los que se realizan al aire libre pero después de la floración.

Fuente: El Periódico

Foto: JRxpo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...