¿Estamos más cerca de una vacuna contra el dengue?

Científicos británicos descubrieron un proceso en el sistema inmune que podría conducir al desarrollo de una nueva vacuna contra el dengue.

¿Estamos más cerca de una vacuna contra el dengue?

Desde hace algunos cuantos años atrás, el dengue, que nosotros en algún post hemos llamado “Enfermedad del Mosquito”, ha sido un tema de preocupación mundial, aunque sobre todo en Sudamérica. Incluso, por el incremento de casos, el dengue ya es considerado una enfermedad de salud pública internacional.

El dengue es una infección transmitida por Aedes aegypti (nombre científico del mosquito que produce la enfermedad) que generan en las personas un estado muy parecido a una gripe, que en ocasiones se puede complicar, dando lugar al dengue hemorrágico y provocando la muerte de la persona.

Lamentablemente, esta enfermedad todavía no cuenta con un tratamiento totalmente efectivo, razón por lo que la prevención es el arma más importante con la que contamos.


Sin embargo, la buena noticia es que científicos británicos del Imperial College de Londres descubrieron un proceso en el sistema inmune que podría conducir al desarrollo de una nueva vacuna contra el dengue.

¿De qué se trata?

Estos investigadores sostienen que algunas de las defensas con las que cuenta el sistema inmune para defenderse del virus del dengue, en realidad hacen lo contrario y ayudan al virus a infectar más las células. A partir de este descubrimiento se podría explicar las razones por las que las personas que se contagian más de una vez de dengue sufren síntomas cada vez más graves.

El estudio que permitió estos descubrimientos ha realizado el análisis de sangre de personas infectadas, gracias al cual han identificado un grupo de anticuerpos producidos por el sistema inmune humano para combatir el virus, que no estarían haciendo un correcto trabajo para neutralizar el virus.

A partir de ello, estos anticuerpos que son denominados prM no deben ser incorporados en una nueva vacuna. En realidad, dicen los investigadores, lo que hacen es ayudar al virus a infectar a más células. Por eso, agregan, estos compuestos, llamados anticuerpos, no deben ser incluidos en la producción de una nueva vacuna.

Si la vacuna incorporará a estos anticuerpos podrían estar colaborando para que el virus se propague y las celulas se infecten aun más, logrando el efecto adverso.

Uno de los profesionales que está participando de esta investigación es el profesor Screaton, quien ha dicho:

«Esta nueva investigación nos ha brindado información clave sobre lo que puede o no servir para combatir el dengue. Esperamos que nuestro hallazgo ayude a los científicos a acercarse más al desarrollo de una vacuna efectiva contra la enfermedad».

Esperemos que esto sea así. Actualmente el 40 por ciento de la población mundial está en riesgo de contraer esta enfermedad, y eso es un número muy alto.

Foto: Mosquito por tanakawho en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...