España tiene un nivel alto de ozono troposférico y níquel

Ya se conocen algunos datos de la Evaluación de la Calidad del Aire, y pese a los altos niveles de ozono troposférico y níquel se puede decir que la calidad del aire español ha mejorado en 2012.

La calidad del aire que respiramos influye directamente en nuestra calidad de vida. La presencia de fábricas o un nivel de tráfico elevado harán que respiremos un aire mucho más contaminado, y por tanto de menor calidad, que el que encontramos en la montaña. El ministerio de Medio Ambiente ha publicado un avance de la Evaluación de la Calidad del Aire, del que se desprende una mejora de su calidad pese a que el nivel de ozono troposférico y níquel supere los objetivos marcados por la Unión Europea y que en algunas de las principales aglomeraciones metropolitanas se supere el dióxido de nitrógeno.

La alta insolación y el mantenimiento de los niveles de emisión de óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles hacen que el ozono troposférico se mantenga en una cantidad elevada en las zonas rurales o suburbanas. Si comparamos la situación del año pasado con los últimos precedentes, se mantiene el nivel, aunque se reducen las zonas donde se superan los límites de protección de la salud. En cambio, el dióxido de nitrógeno aumenta en algunas aglomeraciones urbanas pese a que desciende la concentración de partículas, recuperando la tendencia de los últimos años tras el repunte que se produjo en 2011.

Son interesantes los resultados sobre los niveles de dióxido de azufre, que han mejorado respecto a 2011 y que en ningún momento de este año han superado los límites horarios ni diarios. Tampoco se han superado los niveles establecidos de emisiones de plomo, benceno, monóxido de carbono o partículas PM 2’5, las más peligrosas para la salud humana. Los niveles de arsénico, cadmio o benzo(a)pireno también se han mantenido dentro de los límites, aunque el estudio si que habla de una presencia de níquel en el aire que puntualmente ha superados los límites establecidos para garantizar la calidad del aire.

Si comparamos los resultados de la Evaluación de la Calidad del Aire de 2012 con los de 2011 nos encontramos con que ha habido una mejora en el dióxido de nitrógeno de las principales aglomeraciones metropolitanas aunque «se observa una tendencia a la baja», mientras que tras el empeoramiento del dióxido de azufre en 2011, este año se ha vuelto a la tendencia positiva de 2009 y 2010. En las próximas semanas, el ejecutivo deberá enviar este informe a la Comisión Europea. En el texto que se remita al organismo europeo se destacará la «buena situación general» de los metales, aunque no se obviarán temas como los altos niveles de níquel en la zona industrial de la Bahía de Algeciras.

Fuente: Europa Press

Foto: gaelx

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...