España acaba el verano con menos incendios que en años anteriores

Pese a la reducción de incendios de este año, ecologistas y expertos piden que no se baje la guardia y que se tomen medidas para mantener el monte vivo y protegido del fuego.

Por suerte, el verano de este año no pasará a la historia por los incendios. Pese a que se han declarado algunos fuegos como el que provocó el Ejército en la Sierra del Retín (Cádiz), estos no han sido tan violentos como en años anteriores pese al calor y la sequía en algunos puntos de España. Entre enero y el 17 de agosto hubo 3.800 fuegos menos que la media de la última década; y entre los factores clave para este menor número de incendio están la meteorología y le descenso de la actividad incendiaria.

Carlos del Álamo, decano del Colegio de Ingenieros de Montes, explicaba a Europa Press que la reducción de los fuegos se debe, especialmente, al descenso de la actividad incendiaria ya que se han producido menos descuidos o imprudencias que el año pasado. Del Álamo destaca que se han registrado muchos menos fuegos intencionados o frutos de descuido, los dos principales causantes, aunque recuerda que «el monte está en peores condiciones que el año pasado» debido a la falta de lluvia.

Sobre el factor meteorológico, indica que solo ha podido ayudar en el noroeste de la península, ya que en el resto de España no ha tenido una influencia diferente a la de otros años. Allí, este verano ha sido más húmedo; pero acaba insistiendo en la necesidad de extremar las precauciones para evitar los descuidos y reivindica que para reducir los incendios de forma drástica los propietarios del monte -públicos y privados- les presten atención los 12 meses del año.

Una posición similar mantiene Diana Colomina, representante del programa de bosques de WWF España. Los ecologistas siguen denunciando los recortes en prevención y apuestan por combatir el despoblamiento rural y el abandono forestal, ya que son determinantes «para los grandes incendios». Colomina añade que los recortes en prevención y restauración, que la organización cifra en hasta el 70%, harán más difícil extinguir los incendios en los próximos años.

WWF también destaca que este año el clima ha sido benévolo, aunque más lo ha sido la actividad humana que es la causante del 96% de los fuegos, ya sea directa o indirectamente. Por eso, pide que se extremen más las precauciones los días de máxima alerta. Además, en su último informe sobre incendios, la asociación propone replantar especies autóctonas en las zonas quemadas para crear masas forestales mixtas que también ayuden en la lucha contra los incendios en las dos próximas décadas.

Foto: Antramir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...