España protegerá cuatro nuevas áreas submarinas

España ha propuesto a la COmisión Europea la protección de cuatro nuevos espacios submarinos en Catalunya, Baleares, Cádiz y Galiia para que se incluyan en la Red Natura 2000.

Los cañones submarinos del Golfo de León y el Canal de Menorca en el Mediterráneo, los volcanes de fango del Golfo de Cádiz y el Banco de Galicia son los cuatro espacios submarinos que España ha propuesto a la Unión Europea para que se incluyan en la lista de Lugares de Importancia Comunitaria de la Red Natura 2000, dotándolos de mayor protección. En total, suman 1’7 hectáreas que se protegerán para salvar el fondo submarino, a las que de momento se les ha concedido una protección preventiva.

  • Golfo de León: en este emplazamiento del Mediterráneo se quieren proteger los corales blancos de agua fría que hay en las paredes de los cañones submarinos del Cap de Creus y Lacaza-Duthiers. Se trata de una de las comunidades de corales blancos mejor conservados de Europa, pero están amenazados por la pesca recreativa no regulada y los sedimentos que se depositan en la plataforma continental del Golfo. Medio Ambiente también ha destacado las algas y el plácton de la zona que sirven de alimento para los peces y cetáceos.
  • Canal de Menorca: está formado por una serie de taludes, dunas y praderas submarinas y el cañón de Son Bou. Medio Ambiente quiere proteger este paraje de los efectos negativos que tiene la pesca de arrastre de fondo, que perjudica a la diversidad de arenas, y de la pesca artesanal, que tiene al mero o las langostas como sus principales víctimas.
  • Volcanes de fango del Golfo de Cádiz: la convergencia entre las placas litosféricas y la formación de potentes depósitos sedimentarios crean en el Golfo de Cádiz unos volcanes o chimeneas de fango, un fenómeno natural que se da en muy pocos mares u océanos, de ahí la importancia de su protección. Estos volcanes expulsan metano y fluidos que renuevan continuamente el relieve y las estructuras submarinas. Medio Ambiente también destaca la presencia de «complejos procesos microbianos» que aprovechan la energía de estos flujos.
  • Banco de Galicia: tras el hundimiento del Prestige, se hicieron una serie de estudios frente a las costas gallegas que revelaron la existencia de una zona donde había una gran concentración de corales, gorgorinas y esponjas que Medio Ambiente ha decidido proteger. Además, en los últimos tiempos también se ha descubierto una gran población de cetáceos en el Banco de Galicia, después de que se hayan avistado más de un centenar de ejemplares y se hayan hecho 53 detecciones acústicas de 11 especies diferentes, incluido el delfín mular.

Vía: La Vanguardia

Foto: horrapics

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...