El mundo frena su consumo de carbón

La Agencia Internacional de la Energía aprecia una reducción del consumo global de carbón en 2015 por segundo año consecutivo y espera un dato similar en 2016.

Closeup of the facilities of a coal industry

La Revolución industrial, especialmente, la segunda, no es comprensible sin el carbón, el combustible que permitió poner en marcha desde las redes de ferrocarriles hasta las grandes rutas navales transatlánticas. El mundo entró en una nueva fase de expansión económica e interconexión que dejó como principal impronta negativa una notable huella contaminante. Con el paso del tiempo, la aparición de otras fuentes de energía fue reduciendo la importancia del carbón en el ámbito doméstico pero no en el industrial. Los últimos datos, sin embargo, dibujan cierto estancamiento.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha presentado un informe en el que se constata una reducción del 2,7% en el consumo mundial de carbón durante 2015. De este modo, se da continuidad a la tendencia de los años anteriores (en 2014 cayó un 0,9% en comparación con 2013) y se dibuja un escenario en el que la citada agencia no espera ningún repunte en 2016. Los motivos de esta reducción radican en la menor demanda de los grandes consumidores, China y Estados Unidos.

En cualquier caso, el consumo de carbón se mantiene todavía en valores muy elevados dentro de la serie histórica. Con 5.439 millones de toneladas, 2015 fue uno de los años en que más carbón se consumió alrededor del mundo, siendo solamente superado por los dos ejercicios anteriores. La reducción de su consumo es una magnífica noticia para el planeta pero está por ver si se trata de una mejora de la eficiencia en la industria o de si obedece simplemente a los problemas económicos de parte del planeta.

En este último caso, el carbón volvería a ganar importancia en los próximos años. La AIE espera, de hecho, que se alcance un nuevo máximo histórico en su consumo en 2020, con creciente peso del mundo en vías de desarrollo en el conjunto de la demanda global. El carbón es el causante del 45% de las emisiones de C02, a pesar que ‘solo’ supone el 29% del consumo total de energía, lo que da buena cuenta de su nocivo impacto medioambiental.

Vía: El País.

Foto: © nito103

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...