El Hierro, más cerca de la independencia energética

La central hidroeléctrica de Gorona del Viento, en El Hierro, permitirá a la isla abastecerse únicamente mediante energía procedente del agua y del viento.

No nos cansaremos de repetir que España es uno de los países con más potencial para el desarrollo y la aplicación de las energías renovables. Sin embargo, las magníficas condiciones de sol y viento no parecen suficiente para que el Gobierno apueste por un modelo energético sostenible en vez del basado en la energía nuclear, como demuestra su intención de reabrir Garoña, o el petróleo que quiere extraer en el Golfo de Valencia o Canarias. Sin embargo, en el archipiélago si que apuestan por las renovables, y El Hierro está al borde de la independencia energética.

El pasado viernes 27 de junio se inauguraba en la isla la central hidroeléctrica de Gorona del Viento, una de las joyas de la corona de las energías renovables a escala mundial. Es la pieza angular de un proyecto que crea un sistema de producción y almacenamiento energético que convertirá a El Hierro en el primer territorio que se abastece solo a través de las renovables. En poco más de un año, los hierreños podrían alcanzar el 100% de energías renovables.

Detrás del proyecto está el ingeniero Tomás Padrón, que hace 20 años empezó a luchar por la construcción de esta central alimentada por el agua y el viento. Desde muchos ámbitos llamaron utópico a Padrón, pero el que también fuera primer cabildo de la isla en la democracia no se rindió y ahora ve como su sueño está más cerca. El Hierro será la primera isla del mundo de dimensiones considerables (11.000 habitantes) en utilizar las renovables como única fuente energética.

La idea de construir la central hidroeléctrica viene de 1981, aunque Padrón explica que se encontraron obstáculos como las dimensiones reducidas y la poca población de la isla, que unidos al coste económico y a la ausencia de antecedentes dificultaba el desarrollo del proyecto. Además, tuvieron que hacer frente al «desarrollismo acelerado» de aquellos años, en los que los proyectos a corto plazo se llevaban todo el presupuesto y las ideas de futuro no tenían cabida.

Ahora, todo el mundo se fijará en la central de Gorona del Viento. Padrón asegura que en caso de haber viento cero, la central podría producir energía suficiente durante cuatro o cinco días solo con el agua. Además de producir energía, también debemos señalar que la central hidroeléctrica desalará agua del mar, que más tarde se podrá aprovechar para el consumo humano o agrícola, un incentivo más para una instalación que podría convertirse en el punto de partida del cambio a un nuevo modelo energético.

Vía: La Vanguardia

Foto: Mataparda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...