El Gobierno sale en defensa del fracking

España gasta más de 36.000 millones de euros al año en importar petróleo, por lo que según el ministro Soria el fracking sería una buena medida para reducir esta factura.

Tras un verano marcado por las prospecciones petrolíferas en Canarias a las que se opone el Gobierno insular, el tema del fracking parecía haber perdido terreno hasta que el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha vuelto a salir en defensa de esta técnica. Según Soria, con la fractura hidráulica se dependerá menos de las importaciones aunque añadió que el fracking debería aplicarse «respetando absolutamente todas las garantías mediaoambientales».

Soria recordó que hace algo más de un año que el Gobierno central autorizó el fracking en España cuando modificó la Ley de Hidrocarburos al añadir que «se permite la tecnología de la fracturación hidráulica» si se respetan ciertas «condiciones y requisitos legales». El ministro también recordó que cada comunidad tiene la potestad de decidir si autoriza o no esa técnica «de acuerdo a esa legislación básica que ha aprobado el Gobierno», obviando que el propio Ejecutivo ha sido el que ha recurrido la ley que lo prohibía en Cantabria.

Curiosamente, Soria hizo esta férrea defensa del fracking en Santander, la capital cántabra, cuyo ejecutivo autonómico fue pionero en prohibir esa técnica. Como hemos dicho, Madrid recurrió la ley impulsada por el también popular Ignacio Diego al Tribunal Constitucional, que poco antes del verano la declaró incosntitucional. Solo Catalunya ha presentado una prohibición similar, a la que hay que añadir las mociones contrarias a esta técnica que han aprobado cientos de municipios en los últimos años.

El responsable de Energía español también se atrevió a cifrar el gasto energético del país en hidrocarburos. Soria asegura que «más del 99%» de hidrocarburos consumidos en España son importados, lo que supone un gasto que oscila entre los 36.000 y los 37.000 euros al año. Ante este gasto, desde el Gobierno ven el fracking o la búsqueda de petróleo en Canarias y el Mediterráneo como una seria opción de reducir esta factura energética aunque no se sepa las reservas con las que cuenta España -si es que existen-.

De hecho, cuando Catalunya prohibición el fracking lo hizo alegando que las explotaciones jamás serían rentables debido a la escasez de hidrocarburos que hay en su subsuelo aunque el uso de este combustible suponga reducir las importaciones de petróleo y gas natural. El ministro no dejó pasar la oportunidad para criticar la oposición del PSOE a esta técnica, ya que los socialistas forman parte de los partidos y asociaciones que acordaron hacer un frente común contra el desarrollo del fracking en España.

Vía: Europa Press

Foto: Press Cambrabcn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...