El día que el Ciclón Nargis destruyó Myanmar

Por si fuera poco lo sucedido en la costa asiática con el devastador tsunami ocurrido en el 2004, cuatro años luego, en mayo del 2008, otra catástrofe natural sacude y siembra el pánico y el horror en la zona. En esta oportunidad, la catástrofe toma forma de ciclón. Este ciclón, llamado Nargis, golpeó de una manera indescriptible a Myanmar (conocida antiguamente como Birmania) provocando olas gigantescas, grandes tormentas y vientos de aproximadamente de 240 km/h que arrasaron con todo lo que había a su paso.

El día que el Ciclón Nargis destruyó Myanmar

Por si fuera poco lo sucedido en la costa asiática con el devastador tsunami ocurrido en el 2004, cuatro años luego, en mayo del 2008, otra catástrofe natural sacude y siembra el pánico y el horror en la zona. En esta oportunidad, la catástrofe toma forma de ciclón.

Este ciclón, llamado Nargis, golpeó de una manera indescriptible a Myanmar (conocida antiguamente como Birmania) provocando olas gigantescas, grandes tormentas y vientos de aproximadamente de 240 km/h que arrasaron con todo lo que había a su paso.

El paso de este ciclón tropical ha dejado más de 140.000 muertos, millones de damnificados, familias destrozadas, niños huérfanos y un lugar que aún sufre por la catástrofe sucedida. Pero lo más trágico de la situación es que, según las Naciones Unidas, las consecuencias del ciclón pudieron haberse minimizado si el lugar hubiese contado con un sistema de alerta para evacuar a la población. Ante la ausencia de este sistema, la catástrofe dejada por Nargis fue de una magnitud mucho mayor a la que hubiese tenido lugar.


Lamentablemente, aquí podemos ver cómo el hombre, con sus errores, incrementa los riesgos y da lugar a que los hechos sean más graves de lo que deben ser. Traduciendo esto en el desastre natural de Myanmar, podríamos decir que miles de vidas se hubieran salvado, existiendo, en el presente, un poco más de alivio.

¿Por qué digo que el presente hubiese cambiado? Porque los centenares de muertos  hubiesen disminuidos y la situación actual en el lugar podría haberse modificado. Actualmente, la zona y los sobrevivientes siguen sangrando por el ciclón; muchos se encuentran sin hogar, sin dinero, sin ayuda e incluso muchos adolescentes se han visto envueltos en la prostitución. En fin, las duras secuelas dejadas por un devastador ciclón al que se le agregan las dificultades de un gobierno que no puede propiciar una gestión eficaz en torno al tema.

Los lugares más afectados por este ciclón han sido las regiones de Irrawaddy, Pegu y Rangún y los estados Karen y Mon. Refiriéndonos a localidades, debemos mencionar que Laputta, Gyapor y Bogolay, han sido localidades que han desaparecido bajo el agua.

Otra característica que creo necesario mencionar, es que Myanmar es gobernada por una dictadura militar desde la década del 60. Este hecho hizo que las autoridades, desconfiadas por una “posible intromisión externa”, impidieran la rápida y efectiva llegada de ayuda a los damnificados.

Así mismo, para reflejar el real horror que desató esta catástrofe es necesario contar algunos sucesos que se han vivido. Estos sucesos son; cientos de personas subidas a las copas de los árboles para salvar sus vidas, madres y padres amarrando a sus hijos para que el viento no se lo lleve o el agua no lo arrastre y, lo más trágico de todo, los vientos o grandes olas llevándose casas y a todo un pueblo con él.

Recordemos que los ciclones tropicales son un sistema de tormentas que producen grandes y fuertes vientos, olas enormes, lluvias torrenciales que desencadenan inundaciones y también pueden generar marejadas ciclónicas en los lugares costeros.

Foto: Nargis por Azmil77 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...