El Constitucional rechaza la ley antifracking cántabra

El Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional la ley antifracking cántabra porque invade algunas competencias del Estado, como defendía el Gobierno central.

Malas noticias para el medio ambiente español. Si solo dos de las 17 comunidades autónomas habían prohibido expresamente el fracking en su territorio (además de los más de 100 municipios que han aprobado mociones antifracking), pronto será una sola ya que el Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional la ley que prohíbe el fracking en Cantabria. Si finalmente el gobierno cántabro tiene que retirar la prohibición de fracking en su territorio, Catalunya será la única comunidad donde esté prohibido.

La prohibición llega después de que el Partido Popular llevase al Constitucional una ley pionera en España. Los tres grupos de la Asamblea Regional de Cantabria, donde también gobierna el PP con mayoría absoluta, apoyaron en abril de 2013 la prohibición del fracking en su territorio. Entonces, el consejero de Medio Ambiente cántabro, Javier Fernández, explicó que la prohibición era compatible con una hipotética legislación futura del fracking en toda España que permitiese el uso de esa técnica.

Sin embargo, el Gobierno central recurrió la ley cántabra ya que a su juicio el primer artículo vulnera la Ley del Sector de Hidrocarburos. Esta ley establece que la Administración General del Estado es la encargada de conceder las autorizaciones y permisos relativos a hidrocarburos si estos afectan a más de una comunidad autónoma o en zonas del subsuelo marino. Según el Ejecutivo, con la ley antifracking cántabra el Estado se quedaba sin las competencias en materia de hidrocarburos.

En sus argumentos, el Gobierno también explicaba que según la jurisprudencia constitucional las competencias sobre medio ambiente de cada comunidad autónoma no se pueden ampliar hasta el punto de impedir que las competencias del Estado se desarrollen por completo; un punto de vista que también comparte el Constitucional como demuestra su fallo. Desde el Ejecutivo añaden que las leyes medioambientales no ignoran la protección ambiental en el uso del fracking, que aparece en la nueva ley de evaluación ambiental y ya aparecía en la de 2013.

El debate sobre la regulación del fracking no deja de crecer, tanto en Europa como en España. La Unión Europea decidió no actuar en el tema, y dejó en el tejado de cada país la posibilidad de regular esta práctica en su territorio. Algunos como Francia o la República Checa lo prohibieron, mientras que Polonia y el Reino Unido son dos de sus defensores más firmes. Mientras, Izquierda Unida presentó hace unas semanas una moción para prohibir esta técnica en España, que fue rechazada por el PP mientras que CiU, PNV y UpyD se abstuvieron.

Vía: EFEverde

Foto: Populares de Cantabria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...