El ciclo de vida de una bicicleta y sus credenciales ecológicas

Cuando se trata de las emisiones de una bicicleta, el dióxido de carbono producido es mucho menor que el de un coche o un autobús. Pero con tantas bicicletas circulando por las carreteras durante estos días cabe preguntarse ¿de dónde vienen todas ellas? ¿Cuál es su impacto medioambiental?

Cuando se trata de las emisiones de una bicicleta, el dióxido de carbono producido es mucho menor que el de un coche o un autobús. Pero con tantas bicicletas circulando por las carreteras durante estos días cabe preguntarse ¿de dónde vienen todas ellas? ¿Cuál es su impacto medioambiental? Para averiguarlo, debemos fijarnos en el ciclo de vida que tienen, desde que se extraen los materiales necesarios para fabricarlas, hasta que acaban en un vertedero.

¿Cuál es el ciclo de vida de una bicicleta?

Con algunas excepciones, la mayoría de los materiales para fabricar bicicletas proceden del lejano Oriente: China y Taiwán principalmente, aunque también de Vietnam y Camboya.

Rastreando una Kona Paddy Wagon del 2007, encontramos que el tubo es Dedacciai, que fue hecho con casi toda seguridad en Taiwán, según Cory Blackwood, de Kona. Los tubos luego son cortados y soldados entre sí en la fábrica de Kona, en Hodaka. Otras partes pueden llegar de cualquier lugar, incluyendo los EE.UU, donde se fabrican algunas partes de calidad, pero después deben ser enviadas a Taiwán para el montaje. De forma que es casi imposible conseguir todas las partes de una bicicleta en un solo país.

Pero ¿de dónde viene el acero? Las emisiones de la producción de acero no deben ser ignoradas. La Asociación Mundial del Acero afirma que se producen alrededor de 1,9 toneladas de dióxido de carbono por cada tonelada de acero.

Sin embargo, no solo el origen de las bicicletas tiene un impacto medioambiental, también lo tienen los residuos que producen. Se pueden hacer incluso obras de arte con la cantidad bicicletas desechadas que hay.

Lock 7, cerca de Bradway Market, al este de Londres, asegura que toda la actividad medioambiental que realiza es reciclable (incluso los neumáticos deteriorados se machacan y se mezclan con el asfalto). Sin embargo, en Cycle Surgery afirmaron que reciclan todo lo que pueden pero algunas cosas necesitan más recursos y no suelen poder abarcarse.

El futuro del ciclismo ecológico está, sin duda, en conocer un poco más acerca de las bicicletas que utilizamos y la mejor manera de deshacerse de ellas una vez que estén inutilizables y este quizá sea el mayor inconveniente que presentan.

Imagen: Fotolibre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...