El cambio climático y el tifón Haiyan

La subida de la temperatura del mar y la cizalla vertical del viento, provocados por el calentamiento global, han contribuido a maximizar los efectos del tifón Haiyan, que ha dejado miles de muertos en Filipinas.

¿Qué ha provocado el tifón Haiyan? Aparentemente, no hay ninguna razón científica a la que atribuir las causas del tifón que en los últimos días ha arrasado Filipanas, principalmente las regiones de Cebú, Leyte y Samar, dejando a su paso miles de muertos y un país asolado. Pero si nos fijamos en las estadísticas, encontramos una «correlación significativa» entre la contaminación por aerosoles y la frecuencia de ciclones extremos en esa zona del Pacífico.

La temperatura de la superficie del océano y la cizalla vertical del viento (la diferencia de intensidad del viento entre niveles bajos y niveles altos de la troposfera) son dos factores claves para determinar la intensidad de los ciclones, según el Catedrático de Física de la Atmósfera de la Universidad de Castilla-La Mancha Manuel de Castro. Cuanto más caliente está el agua (en los días previos al tifón, el agua de la zona estaba a 31º, y los tifones no se producen si no supera los 28º) y una cizalla menor, los tifones son más intensos.

De Castro señala que no hay dudas sobre la subida de la temperatura del mar intensifica los efectos del calentamiento global. En cuanto al viento, indica que hay «evidencias» de que la concentración de aerosoles en el aire, procedentes principalmente de China, debilitan los vientos en altura de esa zona del Pacífico occidental.

Una vez más, la pobreza y los desastres naturales han venido de la mano. El responsable de Climatología de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, explica que los peligros naturales que acechan a Filipinas le impiden desarrollarse, y añade que el país «está condenado a la pobreza». Otro climatólogo, Jonathan Gómez, critica la falta de ayuda de los países punteros, y señala a la pobreza y desigualdad como el «principal problema», y añade que «si se hubiera formado a los ciudadanos se habrían alejado de la costa y se habrían evitado víctimas».

En la Cumbre del Clima que estos días se celebra en Varsovia, la comisionada filipina para el clima, Yeb Sano, pidió precisamente a los países desarrollados que se comprometan a financiar medidas contra el cambio climático y que apoyen a los damnificados por las catástrofes naturales. Sano recordó que, con una media de 22 tifones al año, Filipinas es el segundo país más vulnerable por el calentamiento global, algo «insostenible».

Fuente: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...