El cambio climático no afecta a todos por igual

El cambio climático es una amenaza para todos los sistemas agrícolas del mundo y para los millones de personas que dependen de él, pero los países más pobres, en los que la agricultura de subsistencia es la base de la economía, es donde los efectos del cambio climático golpearán con más fuerza.

El cambio climático agudiza las situaciones de pobreza extrema

Este es el caso de Guatemala. En 2009 fue para este país uno de los más duros de los últimos años. Lluvias irregulares y, sobre todo, cuatro largas semanas de sequía hicieron perder a los agricultores las cosechas. A nivel nacional hubo grandes pérdidas en los agricultores de subsistencia, que generalmente son los más vulnerables a este tipo de fenómenos climáticos.

Todos los escenarios de futuro que prevén los expertos en cambio climático muestran temperaturas cada vez más extremas y la modificación de los regímenes de lluvias. En Guatemala, esto se traduce en sequías cada vez más largas e intensas y en daños masivos en las cosechas, que a la vez hacen que el precio de los alimentos se dispare.

El cuarenta por ciento de los niños guatemaltecos tienen anemia y malnutrición. Una situación que, según los expertos, se verá agravada a raíz del cambio climático. Un buen ejemplo de cómo los cambios en los patrones climáticos están estrechamente ligados a la seguridad alimentaria ya la salud.

Aunque los científicos son cautelosos a la hora de responsabilizar al cambio climático de los fenómenos meteorológicos extremos que ya está habiendo, los datos muestran que, respecto a principios del siglo XX, en Centroamérica y el Caribe ha habido el triple de inundaciones y sequías, y el número de tormentas y huracanes se ha multiplicado por diez.

Los huracanes son, precisamente, una de las principales amenazas para Haití. En 2004, el huracán “Jean”, que causó dieciocho muertos en la República Dominicana, causó 3.000 muertos en este país del Caribe. Un año después del terremoto, parece difícil hablar de hacer frente al cambio climático. Pero es precisamente la situación de pobreza extrema uno de los factores que hacen que este país figure entre los diez países más vulnerables del mundo.

Haití es extremadamente vulnerable comparado con otros lugares del Caribe, debido a la deforestación y la pobreza. El mismo fenómeno meteorológico en otro país sería catastrófico aquí. La deforestación y erosión de los suelos que afecta a todo el país intensifica los efectos devastadores de sequías y aguaceros, y uno de los cultivos que más se resienten es el de mangos, una fruta que tiene una importancia capital en el terreno económico, nutritivo y ecológico en Haití.

Foto: U.S. Army

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...