El cambio climático amenaza a los países árabes

El cambio climático es tema de preocupación mundial, no obstante, los países árabes son los que se encuentran en una situación más delicada. Actualmente, algunos países árabes como Irak son víctimas de grandes tormentas de arena, otros como Arabia Saudita se ven tapados por el agua, en tanto que en Oriente Medio el clima se ha vuelto muy cálido y seco agravando la situación de escasez del agua. Estos países son los más vulnerables frente al cambio climático.

Tormenta de arena

El cambio climático es tema de preocupación mundial, no obstante, los países árabes son los que se encuentran en una situación más delicada. Actualmente, algunos países árabes como Irak son víctimas de grandes tormentas de arena, otros como Arabia Saudita se ven tapados por el agua, en tanto que en Oriente Medio el clima se ha vuelto muy cálido y seco agravando la situación de escasez del agua.

Los científicos son precavidos en relacionar a los pronósticos climáticos con el cambio climático. Sin embargo, invitan a los Gobiernos árabes a tomar cartas en el asunto rápidamente y protegerse ante la llegada de posibles desastres.

En este sentido, varios países árabes tienen elevadas emisiones de gases de efecto invernadero per cápita que no ayudan a la actual situación. A modo de ejemplo, las Naciones Unidas cuentan con información sobre la emisión de gases, y Qatar en el año 2006 llegó a registrar 56,2 toneladas de dióxido de carbono. Esto es una cifra considerable, preocupante y alarmante que debe ser modificada.

Sobre todo debe existir un cambio de hábitos y consumo ya que la población de los países árabes seguirá en aumento. Según un informe del presente año del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, se estima que para el año 2050 la población árabe ronde los 600 millones de personas. Un pronóstico que no tiene buenas perspectivas ni es alentador ante la escasez de agua de la región.

Respecto este último tema, se prevé que para el 2015 cada poblador árabe tenga que sobrevivir con menos de 500 metros cúbicos de agua al año. Esto es una cantidad sumamente inquietante considerando que el promedio mundial supera los 6.000 metros cúbicos por persona. Una enorme diferencia que no debe existir.

Ante este contexto, la acción e implementación de medidas es vital. Tal como mencionó Mohamed El-Ashry, ex jefe de Global Environment Facility (un fondo que colabora con los países en desarrollo en asuntos climáticos y ambientales), la inacción no es un opción. También focalizó en el problema del agua, “resolver los conflictos de agua, digamos, tendría el beneficio dual de responder a asuntos del cambio climático, pero también resolvería los problemas resultantes del crecimiento de la población, la mala administración e instituciones muy débiles relacionadas al agua”.

Realmente la situación es delicada y, de acontecer algún desastre natural en estos países, la situación se agravaría considerablemente repercutiendo en todos los aspectos de la vida. Por ello, tanto estos países como el mundo en general deben cooperar con el medioambiente. Ya sea usando con mayor conciencia el agua, consumiendo energías limpias, reciclando, etc.

Esta en todos nosotros colaborar para un mundo mejor.

Fuente: Europapress

Foto: Tormenta de arena por BoydJones en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...