El aparcamiento inteligente llega a España

Valladolid o Santander son dos de las ciudades pioneras en España en la instalación de sistemas de aparcamiento inteligente con el objetivo de que los conductores no estén dando vueltas para aparcar.

Recuerdan aquellos anuncios de una marca de coches que acababan preguntado al espectador «¿Te gusta conducir?» Nosotros vamos a cambiar un poco la pregunta: «¿Te gusta aparcar?» Estacionar el coche es uno de los grandes quebraderos de cabeza para muchos conductores, especialmente en las grandes ciudades, donde el aparcamiento escasea. Estar dando vueltas y vueltas para aparcar es perjudicial para nosotros mismos -estrés- y para el medio ambiente. Por eso, el aparcamiento inteligente está llegando a España.

Valladolid y Santander son dos de las ciudades en las que se han empezado a implantar. En Valladolid los conductores tienen una aplicación en el móvil; y deben pulsar el botón verde al aparcar y el rojo al salir. El programa, que solo afecta una pequeña zona del centro de la capital castellanoleonesa, ha alcanzado los 700 usuarios en un mes. Su responsable, César Domínguez, señala que lo importante es que los conductores den menos vueltas para encontrar aparcamiento y facilitar el pago.

El sistema de Santander, candidata a capital verde europea en 2016, es mucho más complejo. Se han instalado sensores en 1.125 plazas para que los conductores sepan las plazas libres a tiempo real. Toda la información sobre plazas libres y ocupadas les aparece sobre un mapa. En ciudades de países como el Reino Unido, los Estados Unidos o Australia también se aplican sistemas similares; y el de la capital cántabra se ha convertido en una de sus grandes apuestas para hacerse con la capitalidad verde continental.

Ayudar a encontrar aparcamiento no es la única función de los sistemas de aparcamiento inteligente, ya que también pueden ser clave para que la gente decida dejar el coche en casa y moverse en bici o transporte público. Algunos de ellos nos permiten calcular el coste que tendrá aparcar o lo que consumiremos en combustible. El responsable del sistema de Valladolid señala que la subida de los precios del aparcamiento sería positiva para que «el flujo de vehículos sea eficiente», aunque sería una medida impopular.

A los que no acaban de convencerles los sistemas de aparcamiento inteligente es a los urbanistas. Francisco José Lamíquiz, profesor del departamento de Urbanística y Administración del Territorio de la Politécnica de Madrid, habla de «tráfico inducido«; es decir, la posibilidad de que atraigan un mayor número de vehículos, y añade que solo funcionarán si el dinero que se recauda se invierte en el transporte público u otras formas de movilidad.

Más información: El País

Foto: Manel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...