El agujero de la capa de ozono se reduce en la Antártida

Según las medidas que obtuviese el satélite Envistat, el agujero de la capa de ozono se ha llegado a contraer en un 30% con respecto al 2006, lo cual es una seña que estamos mejorando.

Como todos sabemos, no es novedad que escuchemos hablar acerca de la capa de ozono y del “agujero” que existe en la Antártida, sin embargo, la buena noticia es que este se ha contraído en un 30% en comparación al 2006. Esto lo ha reportado el satélite Envisat, es decir que las medidas que mandó el satélite han demostrado que la pérdida de ozono para el año 2007 fueron de 27,7 millones de toneladas mientras que en el  2006 llegaron a 40 millones, lo cual hace figurar que esto ha habido una mejora.

Sin embargo, vale hacerse la pregunta acerca de cómo es que se puede llegar a calcular esta pérdida de ozono, pues no es tan complicado. En realidad, lo que se debe hacer es medir el área y también la profundidad de este agujero, por lo que para el 2007 el área de este agujero en la zona de la Antártida llegaba a 24,7 millones de km. cuadrados, es decir, una equivalente al país de Estados Unidos.

De hecho, tampoco podemos estar muy contentos debido al suceso, pero tampoco podemos dejar de pensar que la reducción signifique estamos yendo por un mejor camino. Además, esto no solo se debe a la prohibición de la emanación de gases destructores de ozono tales como la clorina o el bromo, los cuales provienen de los gases clorofluorocarbonados CFC; sino que también han intervenido diferentes causas naturales como por ejemplo las variaciones en la temperatura y en la dinámica atmosférica sobre el continente antártico.

Así,  esta reducción no indica que sea una tendencia a largo plazo, pero definitivamente es muy positivo que no se vuelvan a observar diferentes aumentos importantes como se dieron en la década de los 90’s.

Qué es la capa de ozono

También vale esta pregunta, porque aunque muchos manejamos el término, no siempre sabemos a ciencia cierta qué significa en realidad. Así, la capa de ozono u ozonosfera, es una zona de la estratosfera de nuestro planeta terrestre donde se encuentra una concentración relativamente alta de ozono. Así, la capa empieza desde los 15 km desde la superficie terrestre y llega a los 40 km de altitud. Y es ahí donde se encuentra el 90% del ozono presente en nuestra atmósfera el cual absorbe del 97% al 99% de la radiación ultravioleta de alta frecuencia.

Así, el seguimiento observacional de esta capa que se ha llevado a cabo en los últimos años, ha podido llegar a la conclusión de que esta capa se encuentra seriamente amenazada. Así, el 16 de septiembre de 1987 se reunió la Asamblea General de las Naciones Unidas llegando a firmar el Protocolo de Montreal. Luego, para el año de 1994, esta misma asamblea proclamó el día 16 de septiembre como el Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono.

De hecho, el enrarecimiento grave de la capa de ozono puede provocar un aumento de los casos de melanomas (es decir, cáncer) de piel, de cataratas oculares, supresión del sistema inmunitario en humanos y en otras especies, además de afectar a los cultivos sensibles a la radiación ultravioleta.

Además, es importante saber que para que se dé la destrucción del ozono, además de los gases que he mencionado, también se necesitan muy bajas temperaturas, y en este caso todos sabemos que en la Antártida  hace mucho más frío que en el Polo Norte, por lo que el agujero en este lugar es más grande y profundo.

Así, durante el 2007, el agujero que existe en la Antártida se centró mucho menos en el polo Sur, por lo que se permitió que se mezclara aire más cálido y se favoreció a una reducción del agujero. De otro, lado es importante señalar que en el pasado mes de abril se lanzó desde Ushuaia, en Tierra del Fuego, una sonda para poder analizar cómo es que el ozono evolucionaba, a decir verdad, es la primera que se lanza fuera del continente antártico.

Qué hacer para preservar la capa de ozono
Lo primero que se debe hacer es disminuir totalmente (esto es a cero) el uso de compuestos químicos como los que ya mencioné líneas arriba, es decir los clorofluorocarbonos(que son los refrigerantes industriales, propelentes), y también fungicidas de suelo (como por ejemplo, el bromuro de metilo; el país que más usa este producto en Argentina, con 900 toneladas al año), los cuales destruyen la capa de ozono a un ritmo 50 veces superior a los CFC.

De otro lado, se debe tomar conciencia de la gran cantidad de moléculas de ozono que se destruyen día a día, debido a la actividad humana y que tomando las medidas adecuadas se podría remediar. Y aunque el problema tiene un carácter mundial, por el que desde ya se han tomado medidas globales,  en realidad, todos podemos hacer mucho si colaboramos aunque sea de granito en granito de arena. Así, aquí algunas medidas que podrías tomar en cuenta para disminuir esta destrucción:

  1. Comprueba que tus refrigeradores y sistemas de aire acondicionado no tengan filtraciones.
  2. No consumas sprays que no te puedan garantizar que son inofensivos para la capa de ozono (es decir, que no contengan CFC) o, utiliza métodos de pulverizado comunes y tradicionales.
  3. Revisa  la emisión de gases de tu automóviles (y de todos los que haya en casa).
  4. Mantén bien sellados los productos domésticos que contengan elementos químicos volátiles.
  5. Maneja con cuidado cualquier tipo de combustible, es decir evita cualquier tipo de derrame.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...